España: #spanishrevolution se adueña de la Red (y de la calle)

España: #spanishrevolution se adueña de la Red (y de la calle)

El movimiento 15M utiliza Internet para convocar y difundir sus protestas

Las redes sociales “arden” en España llamando a la movilización de los descontentos con el bipartidismo y la clase política española. Con el foco polarizado en la Plaza del Sol de Madrid donde miles de personas acampan y se reúnen manifestándose, los trending topics en Twitter han ido evolucionando del #nolesvotes (cuyo origen está en el rechazo a la ‘ley Sinde’) al #democraciarealya o #spanishrevolution .

Y está vez la indignación contra la actual situación política ha pasado del habitual apoyo en las redes sociales pulsando un “me gusta” a las calles. Un paso necesario.

Un movimiento de protesta sin líderes visibles, que suscita el rechazo de los partidos de la derecha (que ya hablan directamente de conspiración) y de organismos como la Junta Electoral que ha prohibido las concentraciones sosteniendo que afectan al proceso electoral del domingo, cuando se celebran elecciones municipales y autonómicas.

Los miembros de la protesta han esgrimido su derecho constitucional a manifestarse y que la policía, de momento, se limita a observar (al contrario de la madrugada del día 15, origen de la protesta en la calle donde cargaron contra los acampados).

Además de la convocatoria a través de las redes sociales, Internet, a través de estas pero también de blogs y páginas web (caso de Nolesvotes.comDemocraciarealya.estomalaplaza.net) está informando puntualmente de lo sucedido en las concentraciones y convirtiéndose en la plataforma de diferentes manifiestos y reivindicaciones, que van desde el “un hombre, un voto” (frente a la proporcional ley D´Hondt) a la información necesaria para hacer que nuestro voto tenga la representación que deseamos en el cómputo final.

Los resultados de las próximas elecciones podrán dar una cierta medida del efecto de las protestas en el sistema político, pero ya son muchas las voces dentro de la protesta que abogan por continuar la movilización más allá del día 22 de Mayo. Y el fenómeno se extiende también a Italia (falta les hace).