España: Cancelar una portabilidad no puede tener coste, aclara la CMT

España: Cancelar una portabilidad no puede tener coste, aclara la CMT

La CMT recalca que podría considerarse "un abuso" de la operadora

Vamos a ver: Que el tema de la portabilidad está dando muchos quebraderos de cabeza a las operadoras españolas. Una práctica que se ha hecho masiva es la de los clientes de contrato de una operadora X que se dejan engatuzar por las promociones de la operadora Y y se van con ella para obtener un mejor terminal…

En muchos, muchos casos, lo hacen para picar a la operadora con la que está, buscando mejoras en sus planes de tarifas o un cambio a un mejor equipo. Vamos, dándole en la llaga de la “fidelización” a los equipos de marketing de las operadoras, que con esta bendita batalla se están quedando sin pelos.

Otra peor: Un cliente de la operadora X llama a su centro de Atención al Cliente diciendo que se va a la operadora Z porque le ofrecen un terminal superior si se cambia de compañía… ¡Y es mentira! Entonces van y cancelan la solicitud de portabilidad, como si nada.

Así las cosas, algunas operadoras han reaccionado buscando frenar las altas y bajas de clientes, y han propuesto una plan: Cobrar por cancelar la portabillidad previamente solicitada.A lo que la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha saltado de una, para aclarar en su blog que:

Cobrar a los usuarios por cancelar una portabilidad móvil o exigirle el pago de un depósito sería contrario a la Ley de Defensa de los Consumidores y “podrían ser consideradas como cláusulas abusivas por la autoridad jurisdiccional competente”, según una resolución aprobada la semana pasada por el Consejo de la CMT.

Así responde la CMT a una consulta plateada por Telefónica al respecto: La Ley de Defensa de Consumidores y Usuarios no permite penalizar a los usuarios en caso de desistimiento del contrato. En su blog, la CMT interpreta además que:

No se puede cobrar ningún importe, ni tampoco fijar garantías o anticipos de pago previos a la prestación del servicio que sirvieran para compensar al operador si se cancela la portabilidad”.

Y es que cuando se realiza una portabilidad móvil, destaca la CMT, los operadores no se cobran nada entre ellos si la portabilidad no se lleva a cabo. Por eso, explican, que nos les “resulta razonable que se impute al usuario cuota alguna como consecuencia de la cancelación de su solicitud de portabilidad”.

Es decir, que por acá tampoco se podrá frenar el boom de la portabilidad que se ha desatado, y que en muchos casos, no tiene nada que ver con molestias en el servicio, sino con la ambición de obtener un mejor terminal… En fin, ya veremos qué otra idea se les ocurre a las operadoras para frenar esta situación que ellas mismas, por la guerra que mantienen por el control del mercado, han desatado. Mientras, si vas a cambiar de móvil, revisa las opciones de portabilidad…

Link: Pagos por cancelar la portabilidad móvil (CMT Blog)