E-Book Readers dañan la industria de libros tradicionales

E-Book Readers dañan la industria de libros tradicionales

por

¿la transición a los libros digitales está llegando antes de lo esperado?

La modernidad trae nuevas creaciones, las que comúnmente terminan por sustituir a las viejas tecnologías, y en esta ocasión toca mencionar a una de los más antiguos inventos que se remonta a los inicios de la historia, y que sin la cual nunca hubiésemos llegado al grado de desarrollo tecnológico actual: el libro; adelanto que en las diversas encarnaciones por las que ha pasado (tablas talladas en roca, papiros, hasta llegar a los modernos libros impresos), pareciera haber llegado para quedarse, sin que parezca que exista forma alguna de sustituirlo. La moderna era digital trajo muchos adelantos que se proponían como candidatos para reemplazar a los invencibles libros, entre ellos tenemos los audio-libros (los que terminaron por dejar sin oficio a los modernos juglares), y sobretodo los libros digitales (E-Books), los que por sí sólos no constituyeron en un principio una amenaza para los libros, pero la aparición de los tablets y E-Book Readers lo cambiaron todo; al punto de llegar a afectar seriamente a la industria del libro tradicional.

Muchos usuarios alaban la comodidad y el atractivo del contenido en las hojas del libro, contenido que te traslada a su mundo de manos del autor, y como no logrando que pongas a trabajar a tu imaginación adentrándote cada vez mas y más en la historia con el sucesivo doblar de las páginas; una sensación que en la opinión de muchos una PC (sea de escritorio o portátil) no es capaz de transmitir; pero la llegada de los E-Readers dio a los E-Books (libros electrónicos) los atractivos y comodidad que las voluminosas PCs les negaron; su popularidad ha ido en ascenso hasta al punto de dañar seriamente la industria del libro físico tradicional, la que cada vez vende menos, mientras que los E-Books venden cada vez más. Según datos de iSuppli se espera que al 2014 las ventas de E-Readers se tripliquen en relación con sus ventas durante el año 2010 (9.7 millones), llegando a los 30 millones de unidades vendidas. La industria del libro físico durante el 2010 reportó ingresos aproximados de $25 mil millones, cifra que hasta el 2014 se espera que se reduzca a $22.7 mil millones. Dicha caída del libro físico tendrá repercusión en la industria del papel e impresión.

Conclusiones

La industria del libro en general (electrónico + físico) muestra un saludable crecimiento, y el interés de los usuarios por los libros no muestra que haya decaído, sino todo lo contrario, aunque claro que la industria deberá adaptarse a esta era digital, y deberán hacerlo antes de lo esperado. La industria del libro físico atraviesa una situación similar a la que pasó la industria del audio y filmes, al pasar de los medios análogos y físicos, a las actuales y atractivos contenidos digitales descargables; aunque claro ninguna de estas industrias tenia la antigüedad de los libros físicos.

Fuente: E-Book Readers Really Hurting Book Publishers (Softpedia)