Chile: Los veinteañeros son los que más juegan, y para la sociedad son una escoria

Chile: Los veinteañeros son los que más juegan, y para la sociedad son una escoria

Triste realidad, pero es así según el estudio hecho por la Universidad UNIACC y Adimark, el primero enfocado a “Conductas de juego y Actitudes hacia los Videojuegos en Chile“, y presentado por Andrés Mendiburo. ¿La muestra? 600 personas residentes en Santiago, mayores de 8 años y de todos los segmentos socioeconómicos.

Negativismo puro y duro

El estudio concluye varias cosas interesantes que da cuenta de la situación actual del territorio respecto a los videojuegos. La mayoría de la gente cree que son buenas formas de entretenerse, pero la visión de la actividad es tan negativamente desastrosa que seguro más de alguno preferiría pegarse un tiro antes de seguir pasando niveles en God of War. De hecho, la mayoría de la gente está de acuerdo en lo siguiente:

  • No son positivos y sanos para los niños.
  • No son importantes en la vida de las personas.
  • Se transforma en vicio.
  • Hay que ponerles restricción a los niños para jugar.
  • No permiten crear lazos afectivos con otras personas.
  • Las hacen más tímidas e introvertidas.
  • No ayudan a tener mejor personalidad, sino que la afectan negativamente.
  • Los apartan de la familia y amigos.
  • Afectan negativamente los estudios y el trabajo.

¿Les parece poco? Cerca de un tercio de la gente no ve nada bueno en los videojuegos, y 9 de cada 10 personas sólo ve cosas cosas negativas en esta actividad.

Otra cosa poco positiva, pero para la industria, es que hay muy poco incentivo para comprar los juegos. Un cuarto de la gente los compra en ferias o los descarga de Internet gratis – en Chile eso no es piratería, al menos que decidas sacarle dinero – mientras el otro cuarto los compra en tiendas tanto especializadas como las no tanto. El 30% los tiene porque los familiares se los han regalado, y el 20% restante los juega en línea, muchos de ellos sin pagar.

Pero algo de bueno hay

Aunque usted no lo crea un cuarto de las personas juegan con sus hijos para pasar más tiempo con ellos. No es mala la idea pensándolo como un complemento a otras actividades, o cuando los horarios no permiten que compartan fuera de casa por tiempos prolongados. Creo que eso es muy común cuando padre y madre trabajan.

Volviendo al tema de los que más juegan, el perfil está dado por un hombre de 24 años sin hijos. Los que más juegan son del sector socio económico C3 y D, los más bajos pero representativos del país según Adimark [PDF] : apenas salen de Enseñanza Media, ganan entre CLP$200.000 y CLP$500.000, y son la mitad del país. Aquellos forrados en billetes (ABC1 y C2) lo hacen menos, seguramente porque pasan más tiempo trabajando.

Trolleando el ranking

Se juega mucho en línea (pienso en Facebook, Counter Strike, etcétera), además de PC y Consolas. Al parecer los flippers (arcadias) ya quedaron en el pasado, al igual que esas tiendas donde podías arrendar una consola con algún juego por un tiempo determinado.

Lo que más se juega en el país es:

  • FIFA 10 – WTF, estamos atrasados.
  • Mario & Luigi: Bowser’s Inside Story – Las ventaja de venderlo como bundle junto a una Nintendo DSi.
  • Guitar Hero: World Tour – Esperable
  • Pro Evolution Soccer – No hay detalles sobre qué versión, pero seguro todos están pegados con PES 6
  • Mario Kart – Clásico, si no está me cambio de país. No hay detalles sobre qué versión.
  • Call of Duty: Modern Warfare 2 – Esperable
  • God of War Collection -Esperable
  • New! Super Mario Bros. – ¿De Wii o DS? No hay detalles.
  • Resident Evil 5 – Clásico.
  • The Sims – Clásico.
  • GTA – No hay detalles, pero presumo que son todas las versiones habidas y por haber.
  • The Sims 2: Apartment Life Expansion Pack – No tengo idea qué puedo decir.

Mis conclusiones

¿Qué puedo decir? Creo que no ha existido un cambio radical en estos últimos años sobre a cómo se perciben los videojuegos, aunque en algo han ayudado la Wii, Kinect y Move para que los jugadores casuales tengan mejores apreciaciones. Bueno, dicen que no se saca nada con ser un país desarrollado si los cambios mentales y culturales no vienen primero, y así va a ser muy difícil que la industria de los videojuegos tengan mejor recepción. Menos mal, la estirpe que no nació con un control en la mano está extinguiéndose poco a poco y pronto no formarán más parte de este tipo de estudios.

Les dejamos el PDF para que ustedes saquen sus propias conclusiones junto a otros datos restantes. ¿En realidad estamos muy mal? ¿Vamos mejorando o empeorando? ¿Cómo será en unos 20 años más, cuando en la Cámara de Diputados y Senadores tengamos personas que sí hayan rescatado a la princesa?