Apple restringe el cambio de discos duros en los nuevos iMac

Apple restringe el cambio de discos duros en los nuevos iMac

por

Usan un cable y firmware propietarios de Apple

Cada vez menos una computadora y más un iPad gigante con pantalla de 21,5 pulgadas. Es que la computadora de escritorio iMac se hace más difícil de personalizar que nunca con la última revisión que los equipó con procesadores Intel generación Sandy Bridge, ya que además se hicieron cambios a nivel de almacenamiento que impiden al usuario cambiar el disco duro interno que viene de fábrica por el que ellos deseen, una operación que resulta tan básica como reemplazar los módulos de memoria RAM y que miles de clientes buscan hacer al momento de comprar sus equipos.

El disco de la discordia

Pasó que Apple modificó el conector SATA del disco de 3,5 pulgadas haciendo que las vías de energía en lugar de usar 4 pines ahora tengan 7, permitiendo además regular la temperatura del disco a través de un firmware propietario de la compañía frutal la cual se comunica con el resto de la máquina justamente a través de este extraño SATA. ¿Qué pasa si se saca el disco o se cambia por otro cualquiera? Los ventiladores del iMac corren a máxima velocidad y la máquina no aprueba el Apple Hardware Test (AHT), así que la computadora no arranca.

Así que si se arruina el disco duro habrá que obligadamente ir a un servicio técnico autorizado de Apple, y ni pensar en un recambio sólo por placer por un disco de mayor capacidad o velocidad. Gracias Steve Jobs, ya me estaba dando dolor de cabeza pensar en qué disco comprar para mi nuevo iMac.

Fuente: Apple Restricts Hard Drive Replacements on New iMacs (MacRumors)