Alemania decide cerrar todas sus plantas nucleares para 2022

Alemania decide cerrar todas sus plantas nucleares para 2022

El accidente en Japón aceleró la decisión tomada por los germanos.

(cc) TVA Web Team

Mientras en algunos lugares se debate si construir una planta nuclear en los próximos 20 años, Alemania viene de vuelta y decidió detener y cerrar todas sus plantas nucleares en los próximos 11 años, para el 2022.

Se trata de la primera potencia industrial que renuncia a la energía nuclear. La canciller Angela Merkel formó una comisión para revisar los planes nucleares del país después de la crisis de la planta de Fukushima en Japón, producida por un terremoto y un tsunami. El anuncio fue dado a conocer ayer por el ministro de Medio Ambiente, Norbert Rottgen.

Rottgen señaló que siete de los reactores más antiguos – que fueron cerrados poco después del accidente en Japón – no volverán a ser reactivados. Una octava planta, que había sido cerrada antes por problemas técnicos, permanecerá cerrada también para siempre.

Otras seis dejarán de funcionar en 2021, y las últimas tres se desactivarán en 2022, dijo el ministro. “Es definitivo. El final para las últimas tres plantas de energía nuclear es 2022. No habrá una revisión a esta decisión”, afirmó.

En tanto, Merkel había indicado anteriormente en una reunión con su partido que “muchas preguntas deben ser consideradas. Si quieres salir de algo, tienes que probar cómo funcionará el cambio y cómo podemos conseguir una provisión durable y sostenible de energía”. Sin duda que será una transición difícil.

La idea de cerrar las plantas a raíz de lo que sucedió en Fukushima puede parecer algo extrema para algunos, siendo que en Alemania no hay terremotos ni tsunamis, pero lo cierto es que esta medida se venía debatiendo desde antes de que ocurriera el accidente.

La anterior administración del gobierno alemán, cuando Gerhard Schröder era canciller, había decidido cerrar las plantas nucleares para 2021. Sin embargo, Angela Merkel descartó esos planes en septiembre pasado, anunciando que la vida de los reactores nucleares se extendería 12 años más en promedio. En ese momento se argumentó que se debía mantener la energía nuclear como “tecnología puente” mientras se implementaban otras energías más sustentables.

Esa decisión fue bastante impopular entre los alemanes, aún antes de que ocurriera el accidente de Fukushima. Así que lo sucedido en Japón simplemente reabrió un debate que ya se estaba dando en el país, y forzó a Merkel y al gobierno a cambiar de opinión.

La idea ahora es reemplazar la energía que proveían las plantas nucleares (alrededor del 23% del total) por otras alternativas, como eólica, solar, hidroeléctrica, geotérmica o biomasa.

Links:
Germany: Nuclear power plants to close by 2022 (BBC)
Deutschlands Energiewende – ein Gemeinschaftswerk für die Zukunft (Regierung Online)