Rockstar: Prácticamente todas las cintas de videojuegos son un desastre

Rockstar: Prácticamente todas las cintas de videojuegos son un desastre

Dan Houser es quien mejor personifica el espíritu de Rockstar Games. Ha estado tras la producción y el libreto de muchos de sus grandes éxitos y es uno de los jefazos de la empresa de GTA. Recientemente comentó su visión con respecto a la industria del cine, su visión de las cintas de videojuegos y lo que depara el futuro.

"Virtualmente todas las cintas basadas en juegos son horribles, mientras que muchos juegos basados en películas también lo son. Esto cambiará con un público más exigente; las metas de los juegos de películas o de las películas de juegos no pueden definirse sólo desde lo financiero.

Las cosas valen la pena si crees que tu licencia es universal y puede funcionar en otro medio, si quieres más que hacer dinero fácil. Sin embargo, la meta parece ser el éxito económico de un juego, libro, cantante pop, sitio web, etc. y usualmente esto genera resultados mediocres.

Hemos investigado varias posibilidades, pero elegimos no hacer películas. Si quisiéramos hacer una, la haríamos nosotros mismos y/o trabajaríamos con la ayuda de los mejores talentos de la industria cosa que, si fallamos, lo hacemos en nuestro términos. Haremos cintas algún día, con la licencia correcta y con la ayuda indicada, pero no hemos encontrado tiempo para hacerlo".

Houser sabe de lo que habla (era el enemigo número uno de la película de Max Payne y el tiempo le dio la razón). Quizás exagera que todas las cintas son basura, pero hay muy pocas que realmente valen la pena… del resto: 100% de acuerdo. El material llega a manos inexpertas, poco apasionadas al material original… luego vienen los cambios, las "mejoras" y el manoseo para después ver una cinta que lo único que parece tener en común con el juego es el nombre.

Su postura es bastante similar a lo expresado por los muchachos de Valve con respecto a la posible película de Half-Life ("si llega al cine es porque la haremos nosotros") y sin lugar a dudas que el dinero es lo que manda. El éxito hoy, en casi todas las áreas se mide con cash: no importa si tu material es notable, si no es sinónimo de dinero seguro, los productores y estudio dicen "no, gracias" -de hecho, eso ocurrió con Bioshock: era una apuesta muy riesgosa-.

Rockstar tiene todo el derecho del mundo de opinar sobre este tema.  Ha hecho un gran trabajo enalteciendo la identidad de los videojuegos y acaba de lograr un gran hito: L.A. Noire se transformó en el primer videojuego en ser seleccionado para un festival de cine (Tribeca Film Festival). Para cerrar, Houser se manda una frase para el bronce, una que ayuda a entender por qué el manejo de las cintas basadas en juegos ha sido -mayormente- tan penoso:

"Damos nuestro mejor esfuerzo para evitar el debate de si los juegos de video son arte, ya que eso tiende a atraer a personas (libretistas, productores y directores de "cine") con mucho tiempo libre".

Link: Rockstar Games' Dan Houser on 'L.A. Noire's' Selection by the Tribeca Film Festival (Hollywood Reporter)