Publicidad de Hot-Wheels que produce ganas de hacer piruetas con el auto

Publicidad de Hot-Wheels que produce ganas de hacer piruetas con el auto

Una de mis actividades favoritas cuando era niño, era armar mi pista de Hot-Wheels. Tenía dos rizos y una lanzadera, así que los pequeños autos alcanzaban velocidades cercanas a la de la luz (de acuerdo, no, pero cuando eres niño, eso te parece) antes de dar dos volteretas e ir a estamparse en una pared o puerta.

Ahora, imagínense ir conduciendo por alguna calle principal y toparse de frente con un rizo en un puente. En la vida real suena a “te vas a matar”, excepto que no es real. Es un ingenioso truco de fotografía para hacer aparentar a quien NO está usando el puente, que hay una voltereta que se aproxima. Porque, claro, si fuese a quien sí lo está usando, seguro causa una colisión múltiple.

A pesar de que muchas veces nos encontramos este tipo de publicidad en Europa o Estados Unidos, esta vez es orgullosamente latinoamericana. Se trata de una valla ideada por la agencia de publicidad Ogilvy & Mather en Bogotá, Colombia. No lo nieguen, les dan ganas de subir el puente, pisar el acelerador y dar una vuelta completa.

Por cierto, hay antecedentes de una campaña similar de la misma agencia y marca, pero en México. Los dejamos con una galería que hará que se sientan niños de nuevo. La de los niños que contemplan la autopista está en las afueras de la Ciudad de México y la otra en una plaza comercial de la misma entidad.

Eso sí, qué fácil se perdían los Micro Machines. La galería, después del salto.

Link Looping géant (Paperplane)