Los anillos son de ayer, lo de hoy es el matrimonio cuántico

Los anillos son de ayer, lo de hoy es el matrimonio cuántico

Imagina la escena. Por fin, después de tanto tiempo, has encontrado a la persona perfecta para pasar tu vida junto a ella. Están uno junto al otro, en el día más significativo de sus vidas. Entonces, el hombre frente a ustedes dice unas palabras, los fotones cercanos a ambos cambian sus propiedades fotoeléctricas y se sincronizan, uniéndolos para siempre.

Así es, no suena como la boda tradicional en la que pensaste cuando conociste a esa chica de ojos inquietos o a ese joven galante. Y no lo es. En el AC Institute, un laboratorio de arte experimental, puedes unirte para siempre a tu media naranja por medio de entrelazamiento cuántico.

El procedimiento, ideado por Jonathon Keats, artista y filósofo, consiste en situar cristales no lineares entre la pareja que quiere unir sus partículas y la luz del sol. Esto entrelazaría los fotones  de esos rayos solares que los iluminan. Luego, por medio de prismas, se separan los pares de fotones, mismos que transfieren sus propiedades fotoeléctricas a cada uno de los sistemas cuánticos. Es decir, a cada una de las personas que se unen. Esto significaría que, de manera individual, poseerían partículas que son completamente idénticas y que cambian si la otra lo hace, sin importar la distancia o el tiempo (inserte música de violines aquí).

Esta boda es completamente inocua, además de que es una gran simplificación de las teorías de Einstein, Podolsky, Rosen y Schrödinger (y no tiene validez legal alguna), pero ¿no te gustaría decirle al amor de tu vida que quieres que sea el balance de tu ecuación y que deseas compartir partículas en entrelazamiento cuántico?

Las bodas se realizarán en el AC Institute, en Nueva York, del 12 de mayo al 18 de junio de este año.

¡Qué vivan los sistemas cuánticos! Digo, los novios.

Link Quantum Marriage (The Mary Sue)