HTC Sensation, el último gran smartphone llegado desde Taiwan

HTC Sensation, el último gran smartphone llegado desde Taiwan

El equipo más poderoso que haya fabricado alguna vez HTC.

Con un procesador Qualcomm doble núcleo corriendo a 1.2 GHz bajo el brazo, el Sensation se presentó esta mañana ante las masas como el proyecto más ambicioso de la taiwanesa en el último tiempo. Este móvil está basado en una estructura monobloque hecha en aluminio, manteniéndose siempre fiel a la linea de diseño que la empresa ha cultivado durante los últimos años.

Si lo vemos desde el punto de vista comercial estadounidense, este equipo calificaría como 4G, aunque no es más que HSPA+, y tiene GPS, Bluetooth, Wi-Fi y todo lo usual, pero además suma DLNA.

Este terminal incorpora además mejoras en la interfaz Sense, propietaria de HTC y transversal a distintos sistemas operativos, haciéndola más activa al mostrar en tiempo real la información más relevante para el usuario, así como accesos directos a aplicaciones de llamado, correo y cámara, entre otros. El celular pesa 148 gramos.

Este equipo tiene una cámara de 8 MP con autofoco, flash y una función de grabación de video que soporta 30 cuadros por segundo a 1080p con sonido estéreo. El mismo móvil incorpora software de edición dentro.

Todo esto, matizado con nuevas animaciones, mejoras gráficas y widgets que presentan más y mejor información.

Su pantalla es de 4.3 pulgadas, con una resolución de 960 x 540 pixeles. Un detalle muy llamativo es que en su diseño se incorporó el vidrio — por supuesto, Gorilla Glass – como parte del borde, por lo que es el propio cristal el que oficia como bisel. Dentro del frontal también integra cuatro botones hápticos muy similares a los de Nexus One y de otros equipos de la marca.

11.54mm lo ponen como uno de los móviles más delgados que HTC ha hecho.

Esto incorpora el nuevo servicio de HTC llamado Watch, que ofrece a los usuarios una biblioteca completa de películas y series de TV.

El nuevo Sensation se suma a la renovación del catálogo comenzado en MWC en febrero pasado, y está llamado a ser el terminal insignia de la empresa taiwanesa para 2011 a nivel mundial, pero es muy probable que no llegue a latinoamérica, básicamente porque la empresa nunca ha tomado muy en serio este lado del mundo.

Acá varios cruzamos los dedos para que la tendencia cambie, pero llevamos varios años con los dedos cruzados y no pasa nada. Tocará esperar.