[metroimage ids=”38-57341,38-57343,38-57345,38-57347,38-57349,38-57351,38-57353,38-57355,38-57356,38-57358,38-57360,38-57363,38-57364,38-57365″ imagesize=”large”]

Ghostbusters: Sanctum of Slime [NB Labs]

Porque los Cazafantasmas tienen TVs de ecto-plasma

Los Cazafantasmas… que pedazo de licencia. Atari es su actual propietaria y, hace un par de años, lanzó Ghostbusters: The Videogame en casi todas las plataformas disponibles. Fue un juego altamente competente que, a pesar de sus ripios, transmitía mucho de la escencia de las películas y aprovechaba bastante bien el material. Ahora, vía descarga pagada, los cazadores espectrales vuelven por cortesía de Atari y Behaviour (ex Wanako Games).

En Ghostbusters: Sanctum of Slime tendremos que detener la resurrección de un dios ancestral antes que destruya Manhattan y el mundo (en orden de importancia). Al comienzo de la historia, la cantidad de actividad espectral en la ciudad es tal que los cazadores clásicos se hacían pocos… así que, en esta ocasión controlaremos a 4 novatos, aspirantes a cazafantasmas que terminaron su entrenamiento y estaban esperando su oportunidad.

Sanctum of Slime es un juego de acción tipo twin-stick shooter (en un stick te mueves, con el otro atacas, de manera similar a Assault Heores o a I MAED A GAM3 W1TH Z0MBIES 1N IT!!!1, entre otros) con perspectiva superior de ¾. En él controlamos a uno de estos 4 nuevos cazadores, mientras el resto de ellos son manejados por otros jugadores vía coop o por la CPU (la versión de PC sólo soporta coop local). A medida que avanzamos, desbloquearemos nuevas armas de rayos (que resultan más efectivas en enemigos específicos) y el trabajo en equipo será clave. Cuando perdemos toda nuestra energía, será necesario que un compañero de equipo nos ayude para volver a la batalla (a la Gears of War).

Este título tiene lugar en varios lugares de la Gran Manzana, como las calles de la ciudad, hoteles, cementerios, etc., incluyendo una secuencia de conducción en un remozado vehículo ECTO-4WD. Sin embargo, el modo de juego es relativamente parejo: lanzar y disparar rayos de protones a todo lo que sea espectral o fantasmagórico. Siguiendo la personalidad de la saga, los daños “colaterales” dicen presente, están contemplados, ocultan ítems secretos y nos entregan puntaje extra.

La historia es narrada a través de viñetas tipo comic, bastante bien trabajadas y con trazos definidos y de calidad. Lamentablemente, es aquí donde los defectos y problemas de Sanctum of Slime pasan a ser más sobresalientes que sus virtudes, las cuales (peor aún) son pocas.

Las secuencias tipo comic lucen, pero no aportan; se extienden por mucho tiempo, con diálogos que no destacan y cuyo chiste visual desaparece rápidamente. La ausencia de los verdaderos Cazafantasmas le quita porotos porque nadie quiere jugar con un montón de personajes desconocidos, mientras que el motor visual cumple de cuando en cuando. El número de cuadros por segundo no es estable; a veces luce suave como la seda, a veces baja su fluidez notoriamente . Peor aún son los medidores de energía de los espectros; hay momentos en que con suerte podrás notar cuanta energía le queda a tus rivales, gracias a sus pequeñas y angostas barras indicadoras (no quiero ni pensar como será para quienes juegan en SD/TVs tradicionales).

Los controles cumplen, el diseño de los escenarios (y aspectos del control como revivir aliados) pueden no ser intuitivos para todos los jugadores. Los sonidos son fieles, apegados a la mitología creada en las cintas y la música de fondo da la impresión que es la misma durante todo el juego. El audio en general es parejo, siguiendo muy de cerca la personalidad global del juego, cosa que se nota aún más debido a su ausencia de voces y poca variedad de efectos.

La inteligencia artificial nos recuerda regularmente que, precisamente, es artificial. Resulta común ver a la CPU utilizar siempre el mismo tipo de arma, generando desventajas tácticas cuando haya fantasmas de distinto tipo en pantalla. Por otro lado, el juego no es fácil; resulta común que nuestro personaje quede fuera de combate y la asistencia por parte de la CPU o tus compañeros de equipo resulta fundamental.

Conclusión

Debo ser franco… me duele en el alma tratar así a un juego creado en estas tierras, en mi país Chilito lindo, pero no recuerdo cuándo fue la última vez que un juego me pareció tan ausente de su propósito: encantar y entretener. Lamentablemente, Sanctum of Slime carece de un norte claro, tiene problemas de implementación y variedad pero, al final, su principal problema es su falta de corazón y carisma. Este título descansa en el modo multijugador como su principal atractivo (con amigos, funciona) pero al jugarlo tarde o temprano se hace notoria su falta de chispa, su apagada personalidad. Descarguen la demo; sus primeros 5 minutos son fiel reflejo de cómo es el resultado final… si no se engancharon en ese período simplemente no lo harán jamás.

Ghostbusters: Sanctum of Slime se queda corto, sobretodo comparándolo con la calidad a la que Behaviour nos tiene acostumbrados. Es un juego que vive sus mejores momentos en el modo cooperativo en línea (que imperdonablemente no está disponible en PC), pero cuyas carencias y problemas son tan presentes que difícilmente logrará impactar o entretener al jugador. Fans de los Cazafantasmas, pruébenlo antes.

Disponible en Xbox 360 (800 MSP), PlayStation 3 y PC (U$10)

Lo Imperdible:

  • Los Cazafantasmas regresan a las consolas.
  • Lejos, lo mejor es el modo online coop.

Lo Impresentable:

  • Problemas de framerate, música y audio poco inspirado.
  • Ausencia de modo cooperativo online en PC.
  • La ejecución parece por compromiso o a medio terminar.
Regular
…se queda corto, sobretodo comparándolo con la calidad a la que Behaviour (ex Wanako Games) nos tenía acostumbrados.”