[metroimage ids=”38-74448,38-74451,38-74452,38-74454,38-74456,38-74458,38-74461,38-74462,38-74464,38-74467,38-74469,38-74471,38-74473,38-74475,38-74477,38-74478,38-74481,38-74483,38-74486,38-74487,38-74489,38-74492″ imagesize=”large”]

Gears of War 3: Beta Multijugador a primera vista

Jugamos la beta hasta que nos salieron ampollas

Gears of War 3 es sin duda uno de los lanzamientos más importantes del año, así que Epic Games se encuentra preparando este título para que cumpla con las altas expectativas de los fanáticos. Debido a esto han comenzado con las pruebas beta del componente multijugador, uno de los puntos más criticados en las entregas anteriores y que ahora se pretende que esté libre de problemas para que se convierta en uno de los títulos más populares de Xbox Live.

Microsoft nos proporcionó acceso a la primera fase de la beta que se llevó a cabo del 11 al 14 de Abril, en donde personal de Epic Games, empleados de Microsoft Game Studios, personas VIP y miembros de la prensa compartimos la acción de tres modos versus en cuatro diferentes mapas.

Si nunca has jugado un Gears of War debes de saber que el ritmo de juego es un poco más lento en comparación a los otros shooters militares que existen en el mercado, ofreciendo un concepto que permite más combates cuerpo a cuerpo que resulta altamente divertido y emocionante.

Quienes ya han disfrutado de los títulos anteriores tengan por seguro que encontrarán los elementos de juego clásicos tales como los puntos de cobertura, el gore, el ser derribado antes de morir (con la posibilidad de ser curado) y las peleas con las sierras motorizadas que vienen adjuntas al rifle principal, todo esto aderezado con novedades y una configuración de red optimizada para que desaparezca el molesto lag de las partidas.

Los modos de juego

La beta de Gears of War 3 incluye tres modos de juego: Team Deathmatch, Capture the Leader y King of the Hill.

Team Deathmatch consiste en eliminar a los miembros del equipo enemigo, aunque destaca que no se trata del típico “A contra B”. En este modo se armarán dos grupos de 5 miembros cada uno, en donde cada equipo solamente podrá morir en 15 ocasiones, haciendo que cualquier estrategia se complique ya que las muertes son acumulables por bando. Si el equipo tiene uno o varios jugadores débiles pronto te encontrarás con que estás a punto de perder.

Cuando a un equipo se le terminen las 15 vidas, el juego se convierte en una especie de ronda de eliminación ya que el que va muriendo se va quedando fuera hasta que se reinicie la tanda. Esta variante es bastante divertida y le da un giro único al clásico deathmatch, ya que no necesariamente tendrás que ser el que más enemigos mate para convertirte en el héroe de la partida.

Capture the Leader es igualmente muy entretenido, ya que a cada equipo se le se asigna un usuario líder al que tendrán que proteger al mismo tiempo de intentar capturar por 30 segundos al oponente. Aquí resulta básica la comunicación y el mantenerse sumamente atentos, ya que cualquier descuido sobre el líder podría resultar en derrota.

King of the Hill por su parte ofrece el modo que ya todos conocemos, que consiste en moverse hacia el área señalada en el mapa para “capturarla” y tratar de protegerla por el mayor tiempo posible. La meta es llegar a 170 segundos dentro del círculo marcado, lo cual en la práctica resulta complicado ya que el área se mueve en lapsos de tiempo determinado y generalmente se ubica en lugares con poca cobertura en donde es difícil sobrevivir a los embates enemigos.

Personalmente dediqué más tiempo a Team Deathmatch, que me resulta adictivo por el hecho de no tener que buscar un objetivo sino simplemente salir a eliminar a los enemigos. De acuerdo a las cifras de usuarios conectados que se mostraban en el menú, esta modalidad era la más popular y Capture the Leader, la que menos usuarios tenía.

Peleando en las trincheras y el estadio

Estos tres modos se pueden jugar en cuatro diferentes mapas: Old Town, Thrashball, Trenches y Checkout. Los cuatro cuentan con un tamaño que igualmente resulta entre pequeño y mediano en comparación a mapas de otros títulos y siempre con un diseño que fomenta los encuentros cercanos.

Old Town: Se trata de un lugar alejado de Sera que permanecía oculto pero que al final fue descubierto, mostrando una especie de pueblo con callejones y espacios cerrados ideal para el juego basado en equipo y para llevar a cabo trampas gracias a sus áreas perfectas para atacar y defender.

Trenches: Como su nombre lo indica son apretadas trincheras locust con muchos caminos y desniveles que ofrecen puntos de ventaja para los francotiradores, con una base en el centro que igualmente sirve como punto para llevar a cabo ataques o coberturas. Llama la atención que cuando menos lo esperas se desatan intensas tormentas de arena que afectan gravemente la visibilidad, lo que hace aún más complicado el enfrentamiento.

Checkout: Es un espacio cerrado, más específicamente un centro comercial abandonado en donde las acciones son frenéticas dado que es difícil esconderse de los rivales. Aún así, hay docenas de objetos que sirven para cobertura y gracias a su sencillo diseño los jugadores rápidamente aprenden a atacar desde todos los puntos.

Thrashball: Mi favorito de los cuatro; un estadio abandonado en donde se jugaba el deporte del mismo nombre. Ofrece espacios abiertos, pasillos laterales y una amplia cantidad de puntos de cobertura en el centro. Además, cuenta con detalles interesantes como el hecho de que puedes cortar los cables de la mega pantalla para dejarla caer sobre el terreno y con algo de suerte aplastar a unos cuantos enemigos.

Durante las partidas puedes presionar el botón Back para ver la puntuación del momento, y si presionas B, podrás visualizar un mapa aéreo del entorno que muestra la ubicación de las armas y la de tus compañeros de equipo, algo muy recomendable para aprenderte más rápido el entorno. Otra opción similar que vale la pena mencionar es que mientras estás jugando puedes presionar el botón LB para visualizar una especie de filtro en tiempo real que te muestra la posición de aliados y elementos importantes del territorio.

Nuevas armas, jugabilidad clásica

En lo que respecta a jugabilidad, encontramos los mismos movimientos de los juegos anteriores: la posibilidad de correr a toda velocidad, de cubrirse detrás de objetos, de realizar ataques cuerpo a cuerpo y la característica forma de recargar el arma que si se hace de la manera correcta te recompensa con municiones ligeramente más dañinas. En términos de velocidad comprobamos lo que dijo Epic, Gears 3 está en un punto medio entre las dos anteriores entregas.

Las armas son igualmente espectaculares y causantes de gran daño, en donde vuelven las clásicas como el Lancer con sierra integrada y se presentan algunas novedades interesantes como la escopeta recortada que de un solo disparo puede destrozar el cuerpo del rival, aunque solo cuenta con un tiro y la recarga es lenta, lo que te hace muy vulnerable en caso de fallar el intento.

También está la granada incendiaria que actúa como una molotov, el Lancer retro que es igual a una bayoneta y el arma denominada One-Shot que es muy poderosa, al grado de desintegrar a las víctimas después de rastrearlas con la mira láser.

Al final de cada partida obtendrás puntos de experiencia que incrementarán tu rango, además de que se desbloquearán diversas medallas por tus logros que te permitirán acceder a contenido adicional como más personajes, skins para las armas, títulos personalizados y quizá lo más interesante que son movimientos de remate para cada arma, que básicamente se tratan de diferentes estilos de ejecución que lucen espectaculares y sanguinarios como cortar la garganta del rival con la cuchilla del lancer retro o incluso otras peores como arrancar el brazo del enemigo y golpearlo con él hasta la muerte.

En lo que respecta a gráficos quizá no notes diferencias abismales en relación a lo que vimos en Gears of War 2 o en una comparación más justa a lo mostrado en Bulletstorm, pero es un hecho que el juego presenta texturas en alta resolución, personajes y escenarios altamente detallados, y sobre todo un entorno con elementos interactivos y decenas de puntos destructibles tales como paredes, cajas, sillones, etc.

Palabras finales

Para tratarse de un multiplayer en etapa beta debo decir que Gears of War 3 va por un excelente camino, presentando modos de juego muy divertidos en donde prácticamente no detectamos problemas de lag y en donde se experimenta una sensación de estar disfrutando de algo nuevo a pesar de estar muy familiarizados con la jugabilidad base.

Si eres fanático de Gears of War quedarás complacido con lo que se presenta, aunque igualmente en Niubie seguiremos monitoreando las diferentes etapas de la beta para ver cómo se mantiene la experiencia conforme se incremente la cantidad de personas jugando y que servirá como prueba de fuego para los famosos servidores dedicados.

La beta multijugador de Gears of War 3 arranca el 18 de Abril para los que tienen Bulletstorm, mientras que las personas que cuentan con un código por haber apartado el juego podrán ingresar a partir del próximo día 25. La fase de prueba concluirá el 15 de Mayo y vale la pena probarla debido a que parte del contenido desbloqueable se trasladará al juego final, incluyendo títulos (como el de “Beta Tester”), skins de personajes, medallas y armas como la Retro Lancer dorada.

Gears of War 3 se lanzará el 20 de Septiembre de 2011 en exclusiva para Xbox 360, y por lo pronto las expectativas se siguen incrementando.