[metroimage ids=”38-186410,38-186411,38-186412,38-186413,38-186416,38-186417,38-186418,38-186419,38-186420,38-186422,38-186424,38-186425,38-186427,38-186428″ imagesize=”large”]

Ruedas de la fortuna como estacionamientos de bicicletas son una excelente idea

Cada estructura puede almacenar entre 20 y 36 bicis.

El mayor dolor de cabeza para los ciclistas urbanos no es por dónde transitar en sus caminos al trabajo, centro de estudios o la casa, sino más bien dónde demonios dejar estacionada la bici. O los lugares están colapsados o sencillamente no existen tales instalaciones. Por ello, es que esta creación llamada Bike Hanger es genial.

Se erige en altura, con un concepto similar al de las ruedas de la fortuna, de Chicago, norias, o como quieran llamarle. De esta manera es poco el espacio físico que ocupa a nivel del suelo y puede almacenar más entre 20 y 36 bicicletas en unos cuantos metros cuadrados.

Como todas las ciudades crecen en alturas, suena más que lógico hacer lo propio con estas estructuras, aprovechando los mismos espacios que suelen quedar entre un edificio y otro. Fue ideada especialmente para Seúl, pero claramente puede ser implementada en cualquier ciudad importante.

No obstante sigue siendo un concepto, propuesto por Manifesto Architecture. Y lo más simpático de todo es que el mecanismo para bajar o subir las bicicletas es… pedaleando en otra bicicleta fija.

Tras el salto, una galería con los estacionamientos y su funcionamiento:

Link: A Bike Rack That Rises in the Sky Like a Ferris Wheel (Co.Design)