En verdad os digo que debéis apagar vuestro gadget

En verdad os digo que debéis apagar vuestro gadget

¿Podrías pasar 3 días sin usar tus gadgets?


Tal vez sea un poco tarde para algunos de nosotros, pecadores. Por ejemplo, este que les escribe y ustedes que me leen, ya estamos condenados. Todo por encender la computadora, la televisión, el Xbox o el iPhone.

Como ustedes saben, en los países cuya fe está basada en el cristianismo, estos días se consideran santos. La famosa Pascua o Cuaresma. Mis padres y abuelos (y seguramente también los de ustedes) me contaban, según su edad, lo que se hacía. Mi abuela decía que mucha gente ni siquiera hablaba en todo el día. Mis padres, que se les prohibía ingerir alimentos hasta cierta hora. A mí me tocó todavía eso de que no se comía carne los viernes, aunque ya no se usa. Bien, la coalición llamada So We Might See (se traduce como “Para que podamos ver”), formada por distintos grupos religiosos en Estados Unidos, hicieron una petición a los creyentes. Tomen aire porque esto no les va a gustar.

¿Listos? De acuerdo. El llamado es a que apaguemos los gadgets, las computadoras, los teléfonos celulares y las consolas “‘¿Y mi iPad?”, preguntará alguno. También. Así es, el ayuno al que convocan no es de sándwiches y pizza, sino de circuitos, touchscreens y pantallas. La premisa es la siguiente: “¿cómo vas a escuchar a Dios con la TV tan fuerte?” Lo llaman la Semana Sin Pantallas.

El ayuno, de haber seguido la petición, tendría que haber comenzado el domingo pasado, culminando el próximo 24 de abril (el Domingo de Resurrección, apropiadamente). Los miembros de So We Might See, además, publicaron un PDF con 100 actividades que pueden hacerse mientras se está en este acto de reflexión, digamos. Por ejemplo, visitar a los vecinos, ir al zoológico, pasear y bañar al perro, escuchar la radio (supongo que no vale si es satelital), leer periódicos o revistas (huy, dead tree media) y muchas otras. Jim Antal, un alto Ministro de la Iglesia Unida de Cristo, incluso invitó a los feligreses a que se adentraran en “el valiente viejo mundo de la conexión no inmediata”.

La semana Sin Pantallas está enfocada en hacer conciencia de que el tiempo que pasa una persona frente a un monitor le resta tiempo de calidad a sus relaciones personales. En realidad no están diciendo que quien no siga esta indicación al pie de la letra se va a condenar, es simplemente una propuesta de ese lado de la fe.

Pero, perdónalos, Señor, han hecho su convocatoria vía Internet.

Podéis ir en paz, este post ha terminado.

*Nota al calce. Este post no pretende ofender el sistema de creencias de nadie. Yo mismo fui criado católico. Pero, vamos, mi trabajo tiene que ver con pantallas. En la imagen, este USB de 8 gigas, que supongo tampoco se puede usar.

Link Ditch your “Jesus phone”; churches call for screen-free Holy Week (Ars Technica)