El día en que Nokia regaló a Symbian... ¿o no?

El día en que Nokia regaló a Symbian... ¿o no?

La entrega del código fuente marcaría el fin del interés de la compañía en este sistema operativo

Todos hemos pasado por lo mismo: un buen amigo que se casa y cambia completamente a favor de su nueva vida. Nokia no iba a ser la excepción: se unió a Microsoft y ahora ha regalado a Symbian abriendo su código fuente para que cualquiera lo revise, manosee y modifique a placer.

Ahora bien, ¿esto nos deprime o nos contenta?

Sin lugar a dudas se trata de una gran oportunidad para darse un banquete los programadores y aficionados, pero debe significar un tremendo susto para los chicos de Symbian a quienes, no sólo les calentaron la oreja hace poco, sino que han sentido de cerca la amenaza de perder sus empleos.

Y es que la finlandesa ha decidido no sacar nuevas versiones de Symbian, sino actualizar una y otra vez las existentes, pues su personal estará ocupadísimo pensando cómo hacer que marche bien el Windows Phone 7, ya que la migración no será nada fácil, al punto que se estima que tarde dos años en concretarse.

La noticia, que coincide con el duelo para quienes a pesar de iOS y Android se declaran fieles a Symbian, es también un motivo de celebración, pues la apertura del código permitirá darle a este sistema operativo una versatilidad nunca antes vista.

Si quieres meterle mano al código, encuéntralo en la Web creada especialmente para este evento que no podrá pasar desapercibido entre el mundo tecnológico.

Link: The Inquirer

Abierto, pero no tanto (Actualización de la nota)

Debido al eco que se hizo sobre la apertura del código fuente de Symbian, Nokia aclaró: “No es código fuente abierto, es código para negocios”, con lo que establece su voluntad de hacer de Symbian un código manejable en compañía de desarrolladores pero no público, como se pensó en un primer momento.

Ha sido tal el revuelo en los medios de comunicación sobre la supuesta apertura del código fuente de Symbian, que Nokia tuvo que responder con esta aclaratoria que decepciona a muchos. Sin embargo, insta a los desarrolladores a seguir trabajando en prestaciones para Symbian.

La verdad, a Nokia le interesa mantener a Symbian por un tiempo, pues la Unión Europea invirtió 22 millones de euros en Symbeose, un consorcio europeo formado por 23 organizaciones de investigación, PYME y grandes empresas de tecnología, que aprovecharían Symbian más allá del mercado celular.

Entonces, lo que se rescata de este estira y encoge es que Nokia sigue con Qt, que otorga tres niveles de licencia: comercial, con el cual las empresas pueden producir aplicaciones de código cerrado y recibir apoyo técnico completo de Nokia, pública limitada (LGPL) y GPL v3, que son licencias de código abierto.
El comunicado oficia de Nokia se puede leer aquí.
Así que bueno, fue alegría de tísico, pero igual se pueden intentar cosas dentro de lo que se ha posibilitado.