Con ustedes, la cámara más hipster del mundo

Con ustedes, la cámara más hipster del mundo

Miren, tengo que decirles esto: no me gustan las apps que agregan efectos “retro” a mis fotografías. Tengo suficientes problemas con tener el peor pulso posible y desear lograr una fotografía clara y precisa como para, además, agregarle aspecto de Polaroid o foto desgastada. No es una aversión reciente, desde mi primera cámara digital me parecía aberrante ponerle el “filtro” sepia a mis imágenes. La razón es simple ¿por qué querría que una foto digital se viese antigua, con tanto megapixel disponible?

Luego, comenzaron a aparecer apps como Instagram, Hipstamatic y FxCamera, que básicamente usan procesos para que las fotos de tu smartphone de 2011 se vean como si hubiesen sido tomadas en 1970 y las hubieras dejado a la intemperie por seis meses. Generalmente,  son usadas por personas que nacieron cuando Michael Jackson ya no era negro.

Pero nada me prepararía para el siguiente paso. El fotógrafo Dave McCourt diseñó una especie de cámara estenopeica llamada la Slow Photography Camera. Por su aspecto, ustedes muy probablemente estén pensando en que usa película (bueno, los que todavía sepan qué es eso). Pero no, en lugar de papel fotográfico o filme, lo que va dentro de esta cámara es tu teléfono. Luego, se abre una escotilla que hace las veces de un viewfinder, se escoge una de tres lentes reales (distancia focal fija, macro y ojo de pez) y luego se acciona una palanca que… presiona el botón de la cámara del teléfono.

McCourt dice que creó la cámara con la idea de ayudar a quienes están interesados en entrar al mundo de la fotografía profesional, pero que usan teléfonos y cámaras digitales. Pero seamos honestos, lo único similar a la fotografía pro actual es el acto de cambiar los objetivos, porque el resto, incluyendo la forma, es del siglo pasado. Del milenio pasado.

Además, el resultado deja mucho que desear, como podrán ver después del salto. Por lo pronto, parece que es solo un producto concepto, pero no duden que en esos cafés “que nadie conoce” o afuera de esas galerías de arte “tan de avanzada”, pronto verán a algunas personas de pantalones entubados y bufandas, usarlas mientras se quejan de que “todo es tan mainstream”.

Link Ultra-Hipstamatic (Gizmodo)