[metroimage ids=”38-189607,38-189610,38-189612,38-189614,38-189616,38-189617,38-189619,38-189622,38-189623,38-189626,38-189628,38-189629,38-189630,38-189632,38-189635,38-189637,38-189638,38-189639,38-189641,38-189643,38-189646,38-189649,38-189650,38-189651,38-189652,38-189654,38-189655,38-189658,38-189660,38-189661″ imagesize=”large”]

Chrome OS y el notebook CR-48 a primera vista

Jugamos un poquito con el notebook que estuvo de visita en Chile.

Un notebook CR-48 logró hacerse camino hasta Chile y pudimos probarlo brevemente hoy. Se trata del equipo con el que Google estrenó la primera versión de Chrome OS, su nuevo sistema operativo que todavía no está disponible para descarga (pero que se espere que lo esté para el próximo 10 de mayo). Jugamos un poquito con el notebook, puedes ver nuestras impresiones tras el salto.

El Equipo

Partiremos revisando un poco el hardware. Se trata de un computador sin logo ni ningún tipo de marca de fabricante (ni tampoco la de Google). Está hecho de plástico que se siente un poco como goma bajo los dedos, tiene una pantalla LCD de 12 pulgadas, cámara web integrada, un puerto USB, un puerto VGA, ranura para tarjetas SD y una entrada para audífonos. Bastante simple y sin pretensiones, pero igualmente bonito.

El notebook pesa 1,7 kilos y la batería (muy grande, ocupa la mitad de la parte trasera) permite una duración de 8 horas. La batería dice “Mario”, que aparentemente es el nombre alternativo del notebook. Quizás lo habrán bautizado así en honor a alguien, pero la verdad es que no encontramos una explicación para el nombre. Bajo la batería hay una ranura para una tarjeta 3G.

El teclado es probablemente lo más llamativo en este equipo. También es negro, pero reemplaza y elimina algunos botones. Por ejemplo, no están los F1, F2 (etc), sino que tenemos un botón para “atrás”, “adelante”, “refrescar”, y otras opciones que en realidad sirven para navegar por la red. Y eso debería ser el primer indicador de que este equipo está hecho para eso: internet.

El software

Chrome OS es un sistema operativo que pretende que todo se haga en la nube: en realidad, es igual (igual) a Chrome, el navegador. El equipo, que casi no tiene disco de almacenamiento (SSD de 16 GB, para guardar cookies más que nada), se inicia muy rápido y para entrar pide que ingreses tu usuario y contraseña de Google. Para usarla en Chrome OS, primero debes sincronizar tu cuenta de Google con Chrome (Opciones – Cosas personales – configurar sincronización).

Una vez adentro, se abre una ventana del navegador, y eso es todo lo que tienes. No hay escritorio, no hay archivos guardados, no hay música, ni fotos, nada. Si quieres cualquiera de esas cosas, necesitas conseguirlas por internet (vía streaming, servicios de imágenes, usando Google Docs para trabajar, etc).

Por supuesto, esto implica que depende completamente de la web. Considerando eso, este sí es un computador al que le podemos decir netbook – sólo para la net, independientemente de las especificaciones de hardware.

Como puntos extra, uno puede descargar aplicaciones y extensiones desde la Chrome Web Store (como juegos, periódicos y otros) para usarlos o acceder a ellos más rápido. La gracia de esto es que las extensiones quedan grabadas bajo tu nombre de usuario – es decir, no están en la máquina, sino en la nube. Así que si te conectas con tu cuenta en otro PC con Chrome OS, ves nuevamente todo lo que instalaste allí.

Según Ricardo Blanco, encargado de comunicaciones de Google para América Latina, la empresa ha trabajado mucho para que las páginas carguen rápido en el navegador, de modo que no será tan importante el ancho de banda que tengas (a menos que quieras editar video o algo así). Aún así, seguirás requiriendo internet.

Como es sólo un navegador, no hay mucho que configurar que digamos, aunque tiene algunas opciones disponibles. Se accede a la configuración del sistema al igual que en el navegador, con la llave que está en la esquina superior derecha. Se puede manejar desde allí las cuentas de usuario, algunas funciones, pero no se puede ver el “sistema” – el hardware. No aparece la configuración para la webcam, por ejemplo, ni puedo ver los componentes del equipo como usuario corriente.

Opiniones

No pude usar el equipo por un periodo continuado como para poder hacerme una idea más de cómo es la experiencia con el notebook, pero a primera vista, se ve como una idea poco practicable quizás desde Latinoamérica, donde las conexiones a internet no abundan y las que hay no son las mejores que digamos. Quizás en Estados Unidos esto pueda andar muy bien, pero aquí ni siquiera con 3G tienes conectividad “en todas partes”.

Por otro lado, habría que ver si uno puede acostumbrarse a usar todo vía internet: en lugar de tener películas, verlas por streaming (tu reproductor de video es una pestaña de navegador), en vez de escuchar MP3, optar por Grooveshark (tu reproductor de música es una pestaña de navegador), ver las fotos en Flickr o Picasa (tu visor de imágenes es una pestaña de navegador), etc.

Probablemente será usado como equipo complementario a otro PC que sí tenga las demás funciones. Querámoslo o no, todavía dependemos mucho de la no-internet para trabajar. Ahora, habrá que ver cuán próspero es el nicho, y si entrará a competir con tablets y otros dispositivos internet-céntricos.