[metroimage ids=”38-61789,38-61791,38-61792,38-61794,38-61797,38-61799,38-61802,38-61803,38-61805,38-61807,38-61810,38-61811,38-61813,38-61815″ imagesize=”large”]

Arte conceptual del juego de World War Z que nunca existió

Creo que mi gusto por los zombis tiene que ver con que representan una manera ligeramente distinta del Fin del Mundo en la ficción. No es el asteroide o que el núcleo del planeta se enfría. Tampoco alienígenas. En ese final de los tiempos, la humanidad se termina porque se devora a ella misma.

Claro, tampoco me molesta el hecho de que lleguen en masa, saques una escopeta, una guitarra o un revólver y los despaches en trozos al piso. No sientes culpa, no hay remordimiento. Y hay varios productos muy buenos alrededor de estos seres. Por ejemplo, los libros de Max Brooks, World War Z y The Zombie Survival Guide. El primero cuenta, a través de distintos relatos, cómo se vivió un supuesto apocalipsis zombi. El segundo es una guía que habla de cómo defenderse de estos entes.

World War Z va a convertirse en película, de la mano de la casa productora de Brad Pitt. Pero varios años antes, iba a ser uno de esos muy entretenidos zombie survivials que harían las delicias de todos a quienes nos gusta soltarle un batazo en la cara a un no-muerto. Había sido puesto en un retraso indefinido cuando el estudio que lo lanzaría, Midway Newcastle, decidió hacer Necessary Force (que a su vez fue cancelado cuando el estudio fue cerrado) Y, por las imágenes, se ve que es una lástima que haya pasado así. Ojalá que el juego pueda existir de alguna manera. Por lo menos, antes de que se termine el gusto por los zombis.

Link The World War Z Game That Could Have Been (Kotaku)