Venezuela: Crece fábrica de El Vergatario

Venezuela: Crece fábrica de El Vergatario

Pronto saldrá una versión repotenciada.

El fabricante estatal de equipos móviles, Venezolana de Telecomunicaciones, Vtelca, instaló en el puerto libre de Paraguaná dos nuevas líneas de fabricación de El Vergatario, para un total de cinco líneas de producción 100% operativas que, además de aumentar la capacidad de fabricación del teléfono, generarán más fuentes de empleo.

No olvidemos que El Vergatario es uno de los equipos móviles de baja gama más solicitados en Venezuela, al punto de haber sido motivo de estampidas provocadas por la inestable relación oferta-demanda que ha derivado desde el momento de su lanzamiento en una escasez tremenda:

Según Akram Makarem, presidente de Vtelca, hay nuevo personal en entrenamiento para desarrollar 50% más teléfonos de los que se logran hasta ahora: “El año pasado Vtelca produjo alrededor de 632.000 teléfonos y este año aspiramos a incrementar esta producción a un millón 650 mil unidades que creemos, con toda certeza, es un objetivo bastante conservador que vamos a superar con holgura”.

Pero, ¿a qué se debe el éxito del móvil en un país donde incluso los sectores con menos poder adquisitivo se esfuerzan para comprar equipos de avanzadas prestaciones, siendo de especial predilección la marca Blackberry?

Posiblemente se deba al agente de publicidad que se gasta: El propio Hugo Chávez:

De todos modos, para quienes gusten de equipos con funciones más allá de las básicas, Makarem anunció la fabricación de “un Vergatario más repotenciado, con mejores aplicaciones y un nuevo modelo con el método Braille, que va a prestar servicio a las personas con discapacidad visual, así como un equipo para las personas de la tercera edad, ensamblados con la mejor calidad y a precios que sólo la revolución puede garantizar”.

La Revolución y China, pues vale la pena recordar que Vtelca es una fábrica estatal-binacional surgida de un sinnúmero de convenios entre el gobierno de Chávez y el país asiático, de modo que la conceptualización de sus equipos pesa mayormente sobre el socio y no sobre el vendedor.

Link: AVN