Rovio dice que Microsoft se quedó en el pasado y que Nintendo vende plástico

Rovio dice que Microsoft se quedó en el pasado y que Nintendo vende plástico

Parece que la mala onda está de moda. El gerente de negocios de Rovio (estudio creador de Angry Birds), don Peter Vesterbacka –el mismo que declaró un par de joyitas hace unas semanas-, disparó sin misericordia contra Nintendo y Microsoft, entregando un juicio seco y sin contemplaciones.

Sobre la empresa nipona, Vesterbacka comentó lo siguiente:

Es interesante ver a la gente de Nintendo decir que el mercado de los smartphones está destruyendo la industria de los videojuegos. Por supuesto, si yo intentase vender al público pedazos de plástico a $49USD entonces sí, también estaría preocupado.

Después de tanta buena onda y poca exageración, don Peter disparó contra Microsoft. La empresa de Gates ha comentado su decepción ante la demora en la aparición de los Pájaros Furiosos para consolas tradicionales. Su conciliadora respuesta fue:

¿Y eso es culpa nuestra? No, es problema de ellos. No hay razón para evitar actualizaciones frecuentes en juegos de distribución digital para consolas… y eso es un legado de una forma de trabajar. Si las consolas desean seguir siendo importantes, necesitan comenzar a imitar a las app stores, al mercado para móviles y su aparatado en línea.

Cuando uno pensaba que los trolls sólo hablan desde los comments, aparece uno dentro de la industria, con cuello y corbata y con un nulo ánimo constructivo. No soy quien para desacreditar a Angry Birds -de hecho, sería una estupidez-… pero tampoco se puede condenar al mercado tradicional después de lograr un gran éxito. Uno. Además, se nota que ve a esta industria en blanco y negro, cuando en realidad hay espacio para todo tipo de juegos y todo tipo de plataformas; lo casual no tiene por qué eliminar a lo hardcore ni los móviles harán desaparecer a las consolas tradicionales.

Algo de verdad hay en sus palabras: en el mercado de la Wii sobrán los accesorios plásticos (si es que a eso se refería… porque llamar “pedazos de plástico” a los cartuchos de DS sería demasiado peyorativo) y Microsoft tiene una política online para Xbox Live que podría ser un poco más flexible, pero hablar desde la soberbia le quita mucha objetividad y validez a sus dichos. Además, dentro de la industria hay varias opiniones; no hace mucho David Jaffe declaró -en plena GDC- que se debería limitar el número de actualizaciones, recibiendo gran apoyo de sus pares. Insisto, esto es en grises, no en blanco y negro.

El mercado de los teléfonos crece a pasos agigantados y, en un par de años más, probablemente el mercado tradicional/hardcore será minoría en el mundo jugón. Pero de ahí a desacreditar de forma exagerada a empresas vigentes y con años de circo me parece una niñería. Es fácil destruir desde el éxito, como también es fácil quedar destruido si no se trabaja para prolongar ese éxito.

Link: Rovio: Nintendo sells plastic, Microsoft’s old fashioned (Destructoid)