Revisa tus pulgares: tu móvil puede enfermarlos

Revisa tus pulgares: tu móvil puede enfermarlos

El uso excesivo del dedo al teclear puede dañar el tendón y causar dolencias.

Muchas abuelas decían a sus nietos adolescentes que ciertas prácticas podrían producirles cambios en las manos como, por ejemplo, volvérselas peludas de repente, cosa de la cual no se tiene registro alguno.

Lo que a ninguna se le ocurrió decir y sí podemos comprobar es que el uso excesivo de los dedos para teclear en el celular los puede deformar, dando paso a lo que actualmente mantiene bastante ocupados a los traumatólogos: El “Pulgar de Blackberry”.

Se trata de una reacción al movimiento continuo y automático que se realiza al teclear en dispositivos móviles. Se llama “Pulgar de Blackberry” por ser éste el diseño más característico en cuanto al uso del dedo oponible, pero la verdad es que sucede con todos los smartphones: El tendón se inflama y comienza a causar dolor, primero en el dedo, luego en la muñeca, el brazo e incluso el cuello, estas últimas generadas por la mala posición de brazo suspendido y cabeza hacia abajo tan típica de los usuarios al escribir.

Dichas molestias pueden pasar desapercibidas, complicarse hasta llevar al uso de analgésicos de venta libre, agravarse involucrando visitas al médico e, incluso, terminar con operaciones para restaurar el dedo.

Claro que, pese a tratarse del tendón que permite doblar el pulgar para agarrar en puño los objetos y que, con este simple detalle nos ubica como especie superior, es casi imposible pensar en la posibilidad de no usar más el teléfono para que el “dedo gordo” goce de buena salud.

La buena noticia es que no hay que llegar a tanto: basta con apoyar los brazos en alguna superficie al momento de escribir, descansar algunos intervalos si se trata de un mensaje largo, no doblar la muñeca hacia abajo, ejercitar los dedos estirándolos al máximo de vez en cuando y procurar el uso de otros dedos al teclear en el teléfono.

A los que tuvimos un Blackberry Pearl, por ejemplo, casi se nos quedó chato el pulgar de tanto usarlo yendo para arriba, para abajo y para los lados con un mouse de bolita muchas veces torpe, que obligaba a hacer grandes esfuerzos -y costosas limpiezas- para hacerlo funcionar.

Ahora la cosa parece cambiar un poco con el auge de las pantallas táctiles y, aún así, muchos sujetan su iPhone horizontalmente entre ambas manos y teclean sólo con los pulgares…

¿Y tú? ¿Ya has sentido algún tipo de molestia por usar demasiado tu móvil? ¿Ya sabes teclear con más dedos que el pulgar?

Link: CNN México