[metroimage ids=”38-303508,38-303511,38-303513,38-303518,38-303522,38-303525,38-303529,38-303533,38-303536,38-303539,38-303542,38-303546,38-303547,38-303549,38-303551,38-303554,38-303557,38-303559,38-303563,38-303566,38-303568,38-303572,38-303576,38-303580,38-303581,38-303585,38-303588,38-303592″ imagesize=”large”]

Motorola Xoom a primera vista

Impresiones del encuentro uno-a-uno con el tablet de Motorola

Hoy, gracias a NVIDIA, tuvimos entre nuestras garras por algunas horas el primer tablet con Honeycomb que llegó al mercado estadounidense. El Motorola Xoom, una máquina con excelentes prestaciones y todo el poder de la primera versión del sistema operativo móvil de Google optimizado para este tipo de aparatos.

Opiniones A Primera Vista™ tras el salto.

De buenas a primeras, el Xoom llama la atención por lo bueno que resulta al tacto. Entre las manos se siente como un iPad de primera generación, ofreciendo una rica sensación de seguridad que permite sujetarlo sin problemas. Es cómodo, es liviano y si lo comparamos con un iPad podríamos ver que es algo más grueso que el equipo de Apple.

Sin embargo, eso no es problema para manipularlo. El Xoom se siente muy sólido como unidad, no tiene partes móviles ni botones en su frontal. Incluso al intentar torcerlo intencionalmente se nota muy bien construido.

A pesar de esa primera ausencia notoria a la vista, este tablet tiene botones de cómodo acceso al costado para subir y bajar el volumen, un botón trasero cuya posición lo hace muy conveniente para encenderlo, apagarlo y dejarlo en reposo. En la parte posterior también tiene una cámara de 5MP con flash y capacidades de grabación de video HD, además de dos parlantes.

La unidad que nos facilitaron tiene la parte trasera de aluminio, aunque tiene una sección en la parte superior de plástico opaco y negro que ayuda al agarre.

La parte frontal tiene una pantalla de 10.1 pulgadas que, lado a lado, brilla menos que la del iPad. Sin embargo, tiene una resolución igual de buena que la del aparato de Apple. Resalta una cámara para videoconferencias y un sensor fotosensible para regular automáticamente el brillo de la pantalla.

Cierran el cuadro de características exteriores un puerto microUSB, un conector HDMI de tamaño reducido, micrófono y otros contactos para el dock.

En términos de uso, los cinco escritorios deslizables son muy fáciles de utilizar. Si tienes un teléfono con Android, la experiencia de uso resulta muy sencilla de asimilar y terminarás sacándole partido rápidamente. Lo mejor de todo es la implementación de la opción multitarea, algo que optimiza los recursos y termina favoreciendo la usabilidad.

Los widgets también resultan muy útiles. La información que despliegan es navegable desde el escritorio, sin necesidad de ingresar a la aplicación para consultarla. Algunos distan de ser muy estéticos, pero acá lo que nos importa es la utilidad real.

Las aplicaciones creadas para trabajar de forma nativa en el tablet son transversales para todas las tabletas basadas en Honeycomb. Llama la atención la de YouTube, cuyo desarrollo fue pensado para exponer de la forma más rápida posible todos los contenidos que podrían ser afines a nuestros gustos. También la aplicación de mapas es destacable, aunque su implementación es similar a lo que podemos encontrar en móviles.

Algo notable es el uso del Android Market. Con una interfaz muy similar a su versión web, el proceso de descarga de aplicaciones es muy sencillo y fluido. El punto en contra es que, descargando cualquier aplicación hecha para el móvil, esta se optimizará para ajustarse a la resolución de la pantalla del tablet, lo que hace que en muchos casos se vean desproporcionadas y totalmente desarmadas.

Al terminar de instalar una aplicación este equipo te mostrará una notificación. Las notificaciones de Android Honeycomb son realmente intuitivas y permiten acceder a información relevante del sistema en el momento que ocurra y sin una intromisión terrible dentro del espacio de trabajo.

Sin embargo, este sistema todavía causa ciertos problemas: El sistema operativo es fluido, pero todavía se atasca al realizar muchas tareas al mismo tiempo, lo que podría llegar a frustrar a algunos usuarios. No es algo dramático, pero las transiciones no son tan fluidas como se quisiera.

Como máquina, el Xoom es muy agradable de usar: Tegra 2 se nota mucho y ayuda a que la experiencia general sea destacable. La unidad que nos facilitaron tenía instalado Flash 10.2 y la diferencia con otras unidades que hemos podido testear es notoria: La actualización ayuda a disfrutar de contenidos multimedia Full HD con relativa fluidez, mientras que en 720p la calidad es óptima.

Pero a pesar de todo lo anterior — lo he dicho antes y me he ganado el repudio de quienes no han sabido entenderlo — el sistema operativo sigue siendo el talón de aquiles de este aparato. Android 3.0 es al Xoom lo que 1.5 fue para el G1, y todavía necesita más desarrollo y optimización para lograr un excelente desempeño en las tareas diarias. Perfectamente podría ser tu tablet del día a día, pero muchos que esperan que las cosas funciones sin problemas se sentirán decepcionados al ver que el Xoom no corre como se podría esperar tras leer sus especificaciones.

Nuevamente: La culpa no es de la máquina, sino del software que le da vida y que es un gran primer acercamiento, pero que todavía requiere de trabajo para pulirlo y conseguir lo logrado en móviles: Un sistema operativo muy sólido y sin mayores problemas. No me cabe duda que lo lograrán en poco tiempo.

Una nota off topic: Este equipo en particular funcionaba con HSPA+ en bandas nacionales. Funcionaba muy bien.

Según Arturo Allel, Territory Manager de Nvidia en Chile, este equipo debería llegar a Chile y Latinoamérica durante Junio. Primero estará en las vitrinas del retail en su versión Wi-Fi, para luego dar paso a versiones 3G que — seguramente — estarán subvencionadas por las operadoras si las consigues junto con un plan de datos.

La versión Wi-Fi tiene un precio estimado de llegada de $399.990 y para su lanzamiento estará disponible una serie de accesorios específicamente creados para el Xoom, incluyendo fundas y 3 tipos distintos de dock.