Mortal Kombat a primera vista

Mortal Kombat a primera vista

Toasty!

Probablemente este sea uno de los títulos más anticipados de al menos la primera mitad del año, sino el que más. Por tratarse de una marca tan clásica, por su -para algunos necesaria- vuelta a las raíces, y porque para buena parte del público el factor nostalgia juega un papel importante, la demo de Mortal Kombat se esperaba con ganas. Hace un rato que los usuarios de PSN Plus ya tuvieron acceso, pero con la llegada de esa demo a todos los usuarios de Playstation 3 es cuando tenemos el primer acercamiento con la nueva creación de Ed Boon.

Son cuatro los personajes disponibles en esta prueba, y casi como una declaración de principios, Mileena, Johnny Cage, Scorpion y Sub Zero son una clara indicación de que aquí lo que manda es lo conocido. Para bien y no para mal; un par de peleas y ya es fácil darse cuenta que esto se siente como el Mortal Kombat en 2D que todos conocimos hace un buen tiempo. Con algunos ajustes necesarios, si, pero con una base jugable familiar y que por sobre todas las cosas, los fanáticos de la saga van a poder apreciar y valorar.

Lo más justo y acertado para referirse a esta nueva entrada en el universo Mortal Kombat sería tomar como parámetro el Ultimate Mortal Kombat 3, la (casi) última versión en 2D pura. Dejando de lado las conversiones a consolas caseras de la época, este nuevo Mortal Kombat está muy cerca del apogeo de las máquinas de arcade. Las combinaciones de varios botones ahora son algo más cortas (en MK3 se introdujeron algunas bastantes largas), y como siempre, se pueden ir encadenando más golpes en base a que tan hábiles seamos con el control; obviamente, respetando algunas reglas (las lanzas infinitas de Scorpion aquí no corren).

Lo interesante del caso es que el juego se siente un poco más lento, aunque todo varía según el personaje (Sub Zero es prácticamente un tanque, y Mileena parece ser la más versátil de este lote). En mi caso bien particular, esperaba el botón de correr, pero la gente de Netherrealm prefiró dejarlo de lado y a cambio tenemos la clásica mecánica de “dos toques en alguna dirección” para avanzar más rápido. No es un mal cambio ni mucho menos, pero ese botón muchas veces era parte importante en ciertos juggles. Por ahora, congelar al enemigo en la otra punta del escenario no es una buena jugada, y alcanzar a agarrarlo antes que se descongele es medio difícil.

En la demo, el juego corre a unos casi perfectos 60 cuadros por segundo, lo que directamente favorece la respuesta del control. Los golpes y las animaciones son bien fluídas y suaves, amén de que el pad del Dualshock brilla por su precisión (sospecho que en Xbox 360 la historia no va a ser tan feliz). Por último, los movimientos del tipo X-ray le agregan bastante vistosidad al juego, aunque tengo dudas respecto de la sencillez para ejecutarlos, y ya me imaginaba movimientos más complejos al estilo Ultra Combos en otros juegos.

Como sea, “fácil de jugar, difícil de dominar” parece ser la premisa de este nuevo Mortal Kombat. Y probablemente lo más felices sean (seamos) los que disfrutamos, sobre todo, las primeras partes de la clásica serie. A riesgo de equivocarnos cuando salga el juego final, ya se puede decir que Ed Boon lo hizo de nuevo, y pareciera ser que el 19 de Abril el Kombate Mortal volverá en gloria y majestad, como en sus mejores años.

Link: Mortal Kombat en Niubie