Marvel VS. Capcom 3: Fate of Two Worlds [NB Labs]

Marvel VS. Capcom 3: Fate of Two Worlds [NB Labs]

por

Patadas y golpes a discreción

El Universo Marvel choca otra vez con el Universo Capcom: personajes de cómics y videojuegos se vuelven a ver las caras en este clásico de peleas. Los encuentros son intensos, hay golpes, patadas, poderes, magia, especiales, combos, disparos, espadazos, garrazos, escudazos, flechazos, martillazos, madrazos y todo lo que termine en azos. Esta nueva entrega de la serie llega con fuerza después de una larga campaña de marketing en donde Capcom fue dosificando la presentación de los personajes, aumentando así el hype por este esperado título.

Niubie se dió unas buenas peleas en este Marvel VS. Capcom 3: Fate of Two Worlds, el cual incluye nuevo control, nueva Dirección de Arte, nuevos personajes pero manteniendo el mismo espíritu de la serie: batallas alucinantes con varios de los personajes más conocidos de ambos universos.

Empecemos por un tema muy importante de esta serie: la lista de personajes. En esta ocasión hubo algunas sorpresas, sacaron peleadores de antaño y metieron nuevos e inesperados; algunos fueron rechazados por varios fans argumentando distintos motivos, opiniones que a lo mejor cambian a la hora de usarlos en un combate, ya que algunos no resultaron tan aburridos como se creía.

El número de personajes es menor, en esta ocasión sólo son 36 más los que se vayan vendiendo vía DLC aunque no creo que lleguen a los 56 que estaban en la segunda entrega. En general el reparto está bien, no faltan personajes esenciales como Ryu, Spider-Man, Wolverine o Morrigan, por ejemplo. Y hay varias sorpresas gratas que le dan variedad al juego como Amaterasu y Super Skrull.

Y hay varios clásicos que se extrañan como Venom, Thanos o Mega Man; por un lado entiendo que Venom y Thanos ya no estén tan de moda como en la década de los 90 y que un Mega Man haya aparecido en el pasado Tatsunoko vs Capcom pero aún así estos son clásicos de ambos universos, y es de esperar que Capcom los entregue pronto. De momento están Jill Valentine y Shuma Gorath como DLC y se rumora que siguen Strider y Frank West.

El juego en general está bien balanceado en cuestión de control y habilidades de los personajes, donde cualquiera le puede ganar a cualquiera. Obviamente, habrá personajes más fuertes o más rápidos, pero la mecánica de juego permite que siempre haya manera de atacarlos y hacerles daño.

Los luchadores siguen encajando en una serie de categorias que facilitan nivelar las peleas al combinar los equipos, cada uno está personalizado pero terminan compartiendo característocas. La mayoría tiene una buena combinación de animación de movimientos con diseño de combateo. Parece que Capcom decidió bajarle cantidad y subirle a la calidad, y ahora da la sensación de que hay menos personajes relleno.

A mi gusto, algunos personajes que se pudieron radicalizar un poco más y aunque pierdan jugabilidad se mantendrían más en su papel; por ejemplo un Hulk o un Thor mucho más destructivos, un Magneto más centrado en poderes mutantes y menos en la lucha cuerpo a cuerpo o un Arthur (aún) más caricaturizado, son algunas ideas.Pero bueno esto tal vez le restaría fluidez a los combates y al final lo que importa es pelear.

La Dirección de Arte está bien llevada, los diseños y animación 3D de los personajes tienen un toque de cómic que a pesar de no ser la “ilustracion a mano” de las entregas anteriores se siente y se ve bien. Las proporciones y comportamientos de los modelos 3D están bien trabajados y unos bien estudiados de los cómics.

Cada personaje tiene cuatro cambios de ropa. En algunos sólo cambia el color mientras que en otros cambian la vestimenta completa, pero para este tipo de detalles habrá que derechamente comprar el contenido descargable, lo cual se me hace exagerado. Mejor los hubieran dejado como desbloqueables.

El modo de juego es fluído. Esta diseñado para que se entretengan tanto novatos como expertos, cada uno a su nivel. Los controles son nuevos, ya no se basa en patadas y golpes sino que está configurado en función de atacar de cuatro maneras: fuerte, mediano, débil y especial.

Si el ataque es con la mano, la pierna, una espada, pistola o lo que sea, se define según el personaje, algo lógico si se piensa que, por ejemplo, Amaterasu no da ni puñetazos ni patadas. Otra novedad es que ya es posible cambiar de luchador en pleno salto para hacer combos aereos. También se tiene la mecánica X-Factor la cual impulsa la velocidad y fuerza de los personajes que le da un toque moderado de locura a la pelea.

El hecho de que los controles hayan cambiado, repercute en los movimientos y combinaciones, simplificando la mayoría, como por ejemplo: cambiar de personaje a la mitad de la pelea ahora se hace presionado un botón únicamente. Esta nueva modalidad de control es parte del proceso del control del juego que poco a poco tiene que ir encontrando la fórmula correcta para una configuración estándar que abarque personajes muy distintos.

Los que sean expertos en este juego tendrán que re-aprender algunas cosas pero al final seguirán sintiendo la misma mecánica de juego fluída y bastante compleja, mientras que los novatos se sentirán a gusto repartiendo ataques a diestra y siniestra. Cabe señalar que Capcom agregó la opción de cambiar el modo de control Normal a Simple, el cual simplifica aún más los botones y hace que los combos sean mucho más sencillo de hacer, aunque como consecuencia el jugador estará limitado sólo a ciertos movimientos. Sea como sea este título se va a disfrutar si jugaron o no las ediciones anteriores.

El Modo Arcade es el típico modo en donde uno va peleando contra diferentes contrincantes a lo largo de diversos escenarios hasta llegar al enemigo final. Se puede jugar en fácil, normal, difícil y muy difícil, los distintos niveles de dificultad se notan. Aquí se supone que viene la historia de este título pero ¿dónde quedó? tantos trailers, incluso cómic de introducción para que al final en cuestión de argumento nada de nada. Las escenas finales no son más que unas viñetas de cómic que en tres cuadros terminan la historia, nada demasiado llamativo. Uno esperaba más cinemáticas, encuentros de personajes o secuencias apantallantes… pero no, Capcom no le puso mucha atención a un este tema y es una lástima.

Modo Versus es el de siempre, un jugador contra otro jugador. Se puede tanto local como en línea. Mission Mode es como un tutorial para jugadores avanzados, cada personaje tiene una lista de objetivos por lograr (poderes, combos, etc.) Los primeros objetivos son bastante sencillos pero conforme se va avanzando más complicados se van haciendo, algunos son casi imposibles de lograr ya que son secuencias super largas y obviamente tienen que ser precisas, no hay margen de error; quienes logren hacer todo esto se pueden considerar unos vagos del título.

Para el modo en línea no hay nada nuevo, sólo pelear contra otros. Uno incluso puede recibir invitación a un duelo mientras está a la mitad de una pelea en Modo Arcade. Hasta donde sé los servidores de Capcom van bien y no hay problemas de lag ni nada por el estilo, y quizás lo más lamentable es la falta de un modo observador en donde uno pueda ver como juegan los otros. En general el juego está enfocado al modo tradicional de peleas, equipos de tres contra tres y ya. Esto hace que el título en este sentido sea algo soso, ya que es probable que uno se aburra fácilmente del Modo Arcade después de varios días jugándolo.

Conclusión

Marvel VS Capcom 3: Fate of Two Worlds es lo que uno espera, personajes de ambos universos dándose de trancazos explosivos con un modo de juego fluído, sencillo pero complicado a la vez. Gráficamente está muy bien logrado, los modelos y animación 3D tienen buena dirección de arte. La jugabilidad se siente bien, el nuevo control se aprende rápido y la satisfacción de agarrase a golpes es inmediata, con lo que tanto novatos como veteranos van a disfrutar jugándolo. Dominar a los personajes es difícil y se require mucha práctica pero se pelea mucho mejor.

Con el mismo hecho de que hayan menos personajes que en la edición, queda claro que Capcom le dedicó más tiempo a cada uno, tanto en diseño visual como de juego. Está bien nivelado y siempre habrá un personaje que se pueda contrarestar con otro. A muchos les gustaría tener más y más personajes ahi metidos, pero a fin de cuentas siempre va a tener más sentido una cantidad menor (aunque 36 no son pocos) pero que estén mejor personalizados en cuestión de control.

¿Cosas negativas? La falta de argumento y de narrativa audiovisual; no es algo que influye en la experiencia de juego pero de seguro que todos los fans de ambos universos lo hubieran agradecido un montón. El hecho de que los extras del tipo vestuarios o personajes que anteriormente hubieran sido desbloqueables vengan como contenido descargable de pago también es un punto negativo. Y aparte, está la ausencia de más modos de juego: Capcom se clavó en los combates tradicionales de tres contra tres y, sí, ha hecho un buen trabajo, pero sería más divertido tener otras maneras de medir la destreza de uno en este título, especialmente si se juega solo y offline.

Al final, Marvel VS Capcom 3 es un videojuego entretenido, que consigue dejar bien parado el nombre de la serie. Llena muchas de las espectativas que se fueron generando desde su anuncio. Hay detalles que se podrían arreglar (inclusíon de ciertos personajes clásicos, por ejemplo) pero en general este producto da lo que uno espera: muchas horas de entretenimiento. Es adictivo, especialmente si uno conoce los universos Marvel y Capcom. Recomendable para todos los fans de la serie y también para los que no lo son, eso sí, tienen que gustar de este género de peleas; si no, ni se acerquen.

Lo imperdible

  • Experiencia de Marvel vs Capcom
  • Buen balance de jugabilidad de personajes
  • Amaterasu y Super Skrull

Lo impresentable

  • Ausencia de un argumento y su narrativa audiovisual
  • Pocos personajes desbloqueables
  • Pocas modalidades de juego
Bueno
… lo que uno espera, personajes de ambos universos dándose de trancazos explosivos. “