[metroimage ids=”38-183936,38-183939,38-183941,38-183944,38-183947,38-183951,38-183955,38-183959,38-183960,38-183961,38-183962,38-183963,38-183964,38-183965,38-183968,38-183969,38-183971,38-183973″ imagesize=”large”]

Lockheed Martin sigue adelante con el desarrollo de la cápsula Orión

por

Lockheed Martin no quiere darse por vencida respecto al desarrollo de la cápsula Orión (originalmente destinada para ser utilizada por el programa Constellation), por lo que continúa con su desarrollo como alternativa de transporte para la NASA.

Si bien el programa de la NASA Constellation ya no existe como tal, gran parte de sus desarrollos han servido como base para continuar trabajando en algunas de sus tecnologías.

Es así como la compañía Lockheed Martin continuó construyendo por su cuenta la cápsula Orión, a la que ahora han rebautizado como MPCV (Multi-Purpose Crew Vehicle) y que, como parte de su programa de desarrollo, mostraron a la prensa especializada las nuevas instalaciones destinadas a probar todas las características necesarias para poner dicha cápsula en órbita.

El nuevo centro llamado Space Operations Simulation Center (SOSC) está destinado para ser utilizado como un gran laboratorio espacial, donde serán probadas todas las tecnologías que deben asegurar el correcto funcionamiento de la cápsula MPCV en el espacio. Dentro de las pruebas a las que será sometida la cápsula se incluyen desde las comunicaciones hasta la forma como esta deberá acoplarse con la Estación Espacial Internacional (ISS). Incluso se espera que parte de los astronautas que formaban parte del programa Constellation participen de dichas pruebas, como parte de los acuerdos a los que ha llegado la NASA con la compañía.

Según los planes establecidos por Lockheed Martin, si la NASA opta por financiar el desarrollo de su nueva cápsula, ésta estaría en condiciones de realizar su primer vuelo de prueba en el año 2013 para, posteriormente, realizar su primer vuelo tripulado hacia el año 2016.

El diseño de la cápsula permite que sea utilizada tanto como cápsula de escape y transporte para el re-abastecimiento de la ISS, así como también para que forme parte de una misión de exploración hacia el espacio profundo (tal vez pensando en una futura misión a Marte).

En cualquier caso el futuro de la cápsula MPCV no depende exclusivamente de la decisión que tome la NASA, ya que de todas maneras Lockheed Martin pretende utilizarla como una nave comercial (arrendarla al mejor postor).

A partir de ahora la NASA deberá tomar una decisión respecto a cuál será la cápsula que utilizará una vez que termine el contrato de arriendamiento para utilizar las naves rusas Soyuz, ya que la compañía SpaceX también tiene mucho interés que terminen optando por su propia cápsula Dragon.

Links: