[metroimage ids=”38-305778,38-305780,38-305784,38-305787,38-305791,38-305793,38-305795,38-305797,38-305799,38-305801,38-305805,38-305807,38-305809,38-305811,38-305813,38-305815,38-305817,38-305819″ imagesize=”large”]

Lenovo LePad a primera vista

La tablet de Lenovo se dejó ver. Acá nuestras primeras impresiones sobre ella.

(cc) Wayerless

Lenovo lanzó ayer su propio tablet en China, llamado LePad, y aunque el lanzamiento para el resto del mundo no se espera hasta junio, tuvimos la oportunidad de verlo hoy en Chile.

En realidad no vimos el tablet final – final, sino que un prototipo que tiene algunas diferencias con el producto que se lanzó ayer, pero en términos de hardware es básicamente lo mismo.

La versión lanzada en China viene con Android 2.2 y cuesta unos US$533.

A primera vista

El LePad tiene una pantalla de 10,1 pulgadas y en la parte posterior es blanco. Aunque los bordes son de plástico, la cobertura trasera es metálica, lo que le da una mayor sensación de solidez. La parte trasera está compuesta de dos tapas, donde una calza dentro de la otra. Se ve como un equipo compacto, aunque el plástico blanco alrededor y la tapa que esconde los puertos al costado no me dieron muy buena impresión.

Se sintió un poco pesado en las manos, aunque no pudimos pesar el equipo como para saber cómo se compara respecto a la competencia.

El botón de encendido, ubicado en uno de los costados, se prende con luz blanca cuando el equipo está funcionando. Inmediatamente al lado hay un switch para bloquear la orientación de la pantalla, de modo que no se gire cuando mueves el equipo. En el otro costado nos encontramos con el control para el volumen, además de una entrada de audio de 3,5 mm, y una tapa detrás de la que se esconden una entrada USB y ranura para tarjetas microSD.

La entrada para el cargador es estilo 30 pin (suponemos que siguiendo la onda Apple). La versión que probamos no estaba corriendo el sistema operativo que corresponde (tenía Windows 7 en lugar de Android), de modo que no podemos decir mucho respecto.

El tablet tiene una cámara frontal ubicada al centro de la pantalla, para videoconferencias, pero no cuenta con cámara trasera. La pantalla respondió bien en general al tacto.

El equipo que vimos viene con WiFi para conectividad, aunque en China se lanzó también una versión con 3G con algunas operadoras móviles en ese país.

Con un bajo precio, Lenovo empieza a competir en este sector donde se espera que entren también otros fabricantes dentro de muy poco, ampliando las opciones para elegir entre los tablets.