[metroimage ids=”38-182163,38-182165,38-182169,38-182171,38-182173,38-182177,38-182180,38-182183,38-182187,38-182191,38-182194,38-182196,38-182198,38-182200,38-182201,38-182204,38-182206,38-182209,38-182211,38-182214,38-182215,38-182217,38-182221,38-182223,38-182226,38-182228,38-182231,38-182234,38-182236,38-182239,38-182244,38-182247″ imagesize=”large”]

Internet Explorer 9 Final a primera vista

por

El nuevo navegador ya está disponible para descarga en el sitio oficial.

Finalmente Microsoft puso a disposición de los usuarios la esperada y comentada última versión de su navegador Internet Explorer 9 (que ya se puede descargar desde aquí), la que viene acompañada de muy buenas críticas a partir de las betas anteriores y que, por fin, representa una verdadera evolución comparada con sus predecesores.

Como para ir conociendo un poco más sobre las novedades incorporadas en Internet Explorer 9, nos dimos el trabajo de bajar el instalador y probarlo por algunas horas. La idea no es realizar un análisis muy detallado sino que más bien intentar comportarnos como un usuario normal que opta por instalarlo en su computador y utilizarlo en sus tareas rutinarias en Internet.

Una vez descargado e instalado el nuevo navegador (el instalador pesa 35.2 MB para Windows 7 64 bits y te obliga a reiniciar el equipo), aparece un mensaje de bienvenida en donde “curiosamente” se habla de Internet Explorer 8 y en donde se nos invita a conocer las principales novedades incorporadas en IE9.

De ahí nos lanzamos a navegar por los sitios que comúnmente visitamos a diario logrando comprobar que IE9 definitivamente es mucho más rápido y amigable. Se nota la preocupación de Microsoft por mejorar el rendimiento de su motor JavaScript junto con el soporte a nuevas tecnologías como HTML5 y CSS3.

Interfaz

Otro aspecto que hay que destacar es el gran trabajo realizado por mejorar la interfaz de usuario (algo que ya se venía haciendo en las versiones anteriores), lo que naturalmente le otorga un grado de simpleza y optimiza el espacio disponible para visualizar los sitios. Microsoft ha usado el eslogan de “una web más hermosa” para su campaña de lanzamiento, lo que apunta precisamente a resaltar el nuevo diseño.

IE ha seguido eliminando botones en la barra superior, en un intento de que el foco esté en los sitios web y no en la ventana, dándole un look simple y limpio.

Probamos abrir varias pestañas para ir viendo en qué medida se afectaba el funcionamiento del navegador (15 pestañas), sin que hasta el momento se nos haya presentado algún tipo de problema que haya requerido un reinicio del mismo.

Una de las novedades interesantes incorporadas en IE9 es la posibilidad de anclar una de las pestañas a la barra de tareas de Windows 7, esto se hace de manera muy simple arrastrando la pestaña hacia la barra de tareas. De esta manera, transformamos dicha pestaña en una especie de aplicación a la que podemos acceder de forma directa desde la barra de tareas de Windows.

En Microsoft pueden respirar tranquilos, Internet Explorer 9 representa una importante mejora en comparación a las versiones anteriores reflejando un importante cambio respecto a la aceptación de los nuevos estándares (aunque falta aún algo de trabajo en esta materia).

Es de esperar que IE9 marque el punto de inflexión en la relación existente entre Microsoft e Internet, muy criticada por los desarrolladores de sitios web que aún deben seguir lidiando con las versiones anteriores del navegador.

Link: Internet Explorer 9 (Microsoft)