Google amenaza a Yelp: los vamos a sacar del buscador

Google amenaza a Yelp: los vamos a sacar del buscador

por

¿Chantaje o ley pareja?

Todo aquel que ha estado en el Ginfierno lo sabe: cuando Google te da la espalda, las cosas pueden ponerse muy oscuras. Eso mismo está sopesando la red social Yelp, cuya estructura obedece a una red social / buscador hiperlocal / plataforma de reviews de locales / plataforma de difusión para emprendedores. Es una empresa basada en San Francisco en donde puedes relatar tu experiencia en la cafetería de la esquina, difundir tu nuevo bar, buscar las florerías en un radio a 10 calles de tu casa y comentar con tus vecinos lo molesto que es la cantidad de autos estacionados en tu calle las noches de viernes.

Este es un nicho bastante subexplotado y Google le echó el ojo en diciembre de 2009, ofertando nada menos que USD 500 millones. Cuando todos corrían mandándose a hacer ropa que decía: “Yo era usuario de Yelp y todo lo que conseguí fue esta polera”, Yelp repitió la misma respuesta que le había dado a Microsoft meses antes: NO, y mandó a google al mismo lugar adonde terminaron cuando Groupon los rechazó hace dos meses. Parece que diciembre es un mal mes para Google.

Como del amor al odio hay un paso, ahora los que una vez estuvieron a punto de hacer negocios hoy se están mostrando los dientes. Resulta que Google ocupa los reviews de Yelp para enriquecer la información que despliega en Google Places.  ¿Se acuerdan que el mes pasado Google dijo que iba a penalizar a los que consumen y republican contenido ajeno sin pagar ni uno?  Bueno, ellos hacen exactamente lo mismo con Yelp.

La red-social-hiperlocal ha protestado muchas veces por esta situación. Básicamente porque ellos ganan plata cuando alguien visita su sitio, pero no reciben nada cuando ven ese mismo contenido a través de Google Places. El problema es que Google es juez y parte, porque la respuesta que les dio es: “Si no quieren salir en Google Places, les ofrecemos desindexarlos completamente” y eso equivale a que tampoco aparezcan en el buscador, lo cual es como condenar a Yelp al fracaso.

¿Dónde está el límite entre la ley pareja y el chantaje? Todos queríamos creer que Google no iba a caer en estas advertencias, pero aparentemente nos acercamos a la época en donde digan: “Mi buscador te manda tráfico, si quieres seguir apareciendo tienes que compartirme tu contenido. Gratis“.

Si yo fuera Yelp, intentaría al menos conseguir que Google insertara mi código de tracking al contenido así tomado. No dejará plata pero sí acumulará tráfico

Link: Google issues ultimatum to Yelp: free content or no search indexing (Telegraph)