Facebook cierra página que convocaba a la tercera Intifada

Facebook cierra página que convocaba a la tercera Intifada

por

La libertad de expresión es selectiva

Intifada es una palabra árabe que significa rebelión, agitación, revuelta popular. Se podría decir que El Día del Joven Combatiente es una intifada excepto porque la Intifada tiene una connotación étnico-religiosa-nacionalista mientras que lo otro es sólo una excusa para los flaites.

A la fecha han ocurrido dos Intifadas y cada una ha durado varios años, contando cada una cientos de muertos, miles de  heridos, mucha destrucción, mucho dolor y, en fin, muchas cosas malas originadas por un problema que no tiene solución y se remonta al amanecer de los tiempos.

Hace una semana se creó un grupo en Facebook convocando a la Tercera Intifada, la cual era descrita como una protesta no violenta. Los administradores del sitio se preocuparon de mantener la discusión libre de consignas violentistas y todo iba relativamente bien, salvo porque el Ministro de Diplomacia Internacional de Israel se comunicó con Mark Zuckerberg pidiendo que bajaran la página.

Al principio Facebook se negó argumentando que defienden la libertad de expresión, pero hoy la página había desaparecido. Fuentes al interior de la empresa dijeron que los comentarios violentistas se habían salido de madre y la página había pasado a llamar abiertamente a la guerrilla urbana este 13 de mayo (incluso las guerrillas hay que organizarlas con tiempo).

A primera vista es comprensible. Consignas violentistas antisemitas son palabras que suenan inaceptables en la boca de cualquiera, pero al enterarme de esta noticia no puedo evitar reflexionar si acaso la libertad de expresión es selectiva y sólo se aplica cuando conviene.

A la hora de derrocar a Mubarak y oponer resistencia a Ghadaffi, las redes sociales y google se erigieron como un baluarte de la revuelta ciudadana. Lo mismo han hecho cuando se trata de los opositores al gobierno de Siria, Turquía, China e Irán. ¿Cuál es la lógica que determina que la disidencia en esos países tiene privilegios por sobre otros? A lo mejor estas convocatorias sólo son aceptables cuando se aplican a tu misma nación, pero sólo estoy elucubrando.

Si los israelíes opositores a Netanyahu convocaran a derrocar al primer ministro ¿Sería aceptable? Si los separatistas chechenos convocaran a una guerra civil ¿Les cerrarían la página? Claramente, Facebook es dueño de hacer casi lo que le plazca con su servicio, pero aunque esas medidas se tomen con criterio y no por capricho, hay veces en que es sumamente difícil hacer de juez.

Dije antes que el conflicto palestino-israelí no tenía solución y en cierto sentido esto no es verdad. Efectivamente, es complicado si no imposible  encajar dos países en donde geométricamente apenas cabe uno, pero las grandes soluciones a veces pasan por pensar fuera del molde y, en este caso, las fronteras. Al menos lo que me toca ver en Chile es que los inmigrantes palestinos y los israelíes no sólo viven sin rivalidades entre sí, sino que además hacen negocios juntos.

A la hora de velar por la prosperidad de sus respectivas familias, un inmigrante puede dejar atrás los rencores endémicos y concentrarse en el futuro, ¿No creen?

Link: Facebook takes down Palestinian intifada page (CNET)