Corte rechaza plan de Google para crear gran biblioteca virtual

Corte rechaza plan de Google para crear gran biblioteca virtual

Sólo los libros que no están protegidos podrán estar en la biblioteca de la gran G.

(cc) Ben Oh

El plan de Google de crear la mayor biblioteca y tienda de libros virtual del mundo fue descartado de plano por una corte estadounidense, por un pequeño problemita: los derechos de autor.

En una sentencia dictada en Manhattan, el juez Denny Chin consideró que la compañía había ido “demasiado lejos” en sus ambiciosos planes y rechazó un acuerdo legal que Google alcanzó con autores y editoriales en 2008.

Google ha escaneado millones de libros, muchos contenidos en grandes bibliotecas como la de la Universidad de Oxford y la de Harvard, y los subió a internet en su plataforma de e-books. El plan de seguir adelante con esto ha despertado muchísimas críticas y ha dividido a editoriales y escritores.

Google dijo que sólo publicaría extractos de los libros que estuvieran bajo protección de derechos de autor, pero muchos escritores se quejaron de que la empresa nunca les preguntó si podía escanear sus libros en primer lugar, lo que los llevó a desconfiar de los planes futuros de la compañía.

En la Corte, Google rechazó implementar una solución en la que los dueños de los derechos de autor pudieran decidir si ser parte o no del proyecto de escaneo. La empresa dijo que eso no era viable.

“Aunque la digitalización de los libros y la creación de una biblioteca digital universal beneficiaría a muchos”, el acuerdo actual de Google iría “demasiado lejos”, afirmó el juez Chin. “Le daría a Google una ventaja significativa sobre los competidores, recompensándolo por iniciar copias de obras protegidas por derechos de autor sin permiso”, agregó.

El acuerdo que rechazó el juez ya había sido negociado en Estados Unidos con la asociación de escritores y la de editoriales, pero eso no fue suficiente.

Google declaró que la decisión del juez fue “decepcionante” y que continuarán trabajando en el proyecto.

El plan de crear la biblioteca virtual ha sido impulsado por Larry Page desde hace años, con la intención de poner en internet 150 millones de libros para que sean accesibles a través del buscador. Por el momento, Google permite buscar alrededor de dos millones de libros que ya no tienen derechos de autor, como por ejemplo las obras de William Shakespeare. Esos trabajos no se verán afectados por esta decisión, que sólo involucra a los libros que sí están protegidos en este momento.

La decisión del juez Chin es la última en una serie de contratiempos que ha tenido la iniciativa, no sólo en Estados Unidos, sino que también en Europa, China y Canadá.

Link: Judge rejects Google’s deal to digitize books (NYTimes)