¡Corran, es una bomba! Eh, no, es un Game Boy

¡Corran, es una bomba! Eh, no, es un Game Boy

Durante la secuencia con la que inicia Pulp Fiction, uno de los ladrones (Pumpkin) cuenta una anécdota en la que un tipo roba un banco usando simplemente un celular. Mientras tanto, en el mundo real, un estudiante de quinto grado en la Northside Intermediate School en Wisconsin, Estados Unidos, decidió que iba a lanzar una amenaza de bomba contra su escuela. Al subir al autobús, el conductor notó que tenía un dispositivo con cables y baterías en una caja de zapatos. Y con eso del terrorismo, el valiente chófer hizo lo que cualquiera: llamarle a la policía.

El escuadrón se hizo presente y, después de que el muchacho declarara que había construido la bomba para dañar a los profesores y compañeros de su escuela, accedió a descender del vehículo. Cuando por fin se atrevieron a revisar el artefacto resultó que no era otra cosa que un GameBoy de primera generación, disfrazado de tal manera que se viese amenazante, pero sin ningún material que pudiese causar una explosión.

De todas maneras, por precaución, destruyeron la portátil. La cual podría haber hecho más daño si se la lanzaran a la cabeza a alguien.

Link Game Boy Puts The Bomb In School Bus Bomb Scare (Kotaku)