A Jobs no le interesan las radiaciones emitidas por iPhone

A Jobs no le interesan las radiaciones emitidas por iPhone

Existe una petición online para exigir a Apple que apruebe la aplicación

Sin pelos en la lengua, el líder de la compañía de la manzana mordida dijo no estar interesado en averiguar que tanto daño podría hacer su teléfono estrella y bloqueó la aplicación que mide las radiaciones emitidas por el iPhone.

Pero sus desarrolladores, los israelíes de Tawkon Ltd. no se quedaron de brazos cruzados y aprovecharon Cydia para liberar Tawkon for iPhone, dando a los usuarios la opción de conocer un detalle importantísimo de esta terminal cuya recepción deficiente debido a errores de fabricación ha dado tanta tela que cortar a la prensa que ya hasta se conoce el caso como el “antenagate”.

Pero, ¿cuál es el miedo de Jobs con esta aplicación, si al fin y al cabo todos sabemos que los teléfonos móviles emiten radiaciones? Bueno, es que los chicos de Tawkon han demostrado que los teléfonos con problemas de recepción emiten mayores radiaciones al hacer esfuerzos extra por encontrar señales inalámbricas disponibles… ¿Se acuerdan que la antena del iPhone 4 es un tilín torpe? Bueno.

Sin embargo, las emisiones de cada celular no son de ninguna manera un misterio: “Toda la información sobre la potencia de transmisión del teléfono móvil está disponible en el dispositivo mismo”, explicó en agosto Scott Piro, de Tawcon Ltd. Lo que hace la aplicación, exactamente, es calcular la proximidad del usuario al teléfono y determinar los distintos niveles de exposición: si se tiene pegado a la oreja o en el regazo, por ejemplo.

A pesar de haberse reunido con Gil Friedlander, el fundador de Tawkon, y haber elogiado la “funcionalidad de la aplicación y su atractivo gráfico”, la gente de Apple, a través del mismísimo Steve Jobs, acabarían por rechazar la aplicación en una controvertida semana en la que, mientras Tawkon esperaba la aprobación de su medidor de radiaciones, App Store validaba con 4 puntos la “cura para la homosexualidad”y la removía luego por presión social.

Y aunque Friedlander trató de convencer a Jobs insistiéndole con un correo electrónico explicando por qué Tawkon es una aplicación útil y constructiva, sólo obtuvo una frase como respuesta: “No hay interés”.

Rebeldes y firmantes

Aunque recibieron tan tajante negativa, los desarrolladores israelíes sacaron su aplicación a través del jailbreak Cydia por considerar “que es derecho fundamental de todos los usuarios de teléfono conocer el nivel de radiación al que están expuestos y adoptar medidas cautelares cuando lo estimen conveniente”.

Si eres un usuario de iPhone y crees que los chicos de Tawkon tienen razón en querer mostrarle al mundo qué tan dañino puede ser el teléfono de Apple, apóyalos firmando su petición para forzar a App Store a ofrecer la descarga de la controvertida aplicación.

Link: BetaNews