Watson y Jeopardy, segunda parte

Watson y Jeopardy, segunda parte

Más chascarros y aciertos del computador pensante

El computador Watson de IBM, el primero capaz de jugar Jeopardy,  procesar preguntas enrevesadas y contestar coherentemente, protagoniza el video que completa el primer desafío del mentado programa en el que se enfrenta a Ken Jennings y Brad Rutter.

En este episodio podemos ver un poco del “making of”, de las más de 100 rondas de ensayo que atravesó Watson para calibrar sus algoritmos de análisis sintáctico, atomización de búsquedas y priorización de relevancia. Algunas escenas son cómicas. No vamos a decir que son para matarse de la risa pero a más de alguno le arrancarán una sonrisa.

Ayer cuando comentábamos el primer video en las oficinas de Betazeta, hablamos de que en ocasiones la segunda y tercera opción de respuesta carecían de sentido. No sólo eran erróneas sino que evidenciaban que la pregunta se podía interpretar de varias maneras. A la pregunta “¿Quién mató a Severus Snape?” podía responder “Bicicleta”, “Miércoles” o “Afirmativo”. Eso era un chiste, pero lo que el making of revela que no se aparta mucho de la realidad, mientras que en otros casos dejó a sus programadores boquiabiertos por apuntarle a una pregunta de farándula o TV. Es casi como enseñarle a hablar a un niño y sorpenderse cuando le oyes hilar una frase o conjugar un verbo.

En este capítulo, Watson se equivoca varias veces, no tanto por falta de conocimiento sino porque, mientras más confusa es la sintaxis, más difícil se vuelve para Watson entender qué es lo que le están preguntando y en qué forma debiera estructurar la respuesta.

Por ejemplo, preguntaron qué condición física tenía cierto atleta y la respuesta era “le faltaba una pierna”. Watson respondió sólo “pierna” porque no entendió que preguntaban por la condición y no el miembro faltante. De todos modos es fascinante verlo equivocarse porque uno intuye el proceso “artificialmente racional” que genera ese error. No es una falla aleatoria, sino un tropiezo generado por hacer supuestos incorrectos. Es ver a un computador equivocándose no por mal direccionamiento de memoria, o por un bug de punto flotante, sino por tomar elecciones erróneas, igual como nos pasa a los seres humanos.

PD: A la primera pregunta respondí “Terminus”. Luego Watson se equivocó, luego el participante de la izquierda contestó bien: “Terminal” pero creo que cometió el mismo error que yo y se la dieron buena porque el anfitrión escuchó mal.

Link: Tip de @JoelPedreros en Twitter