[metroimage ids=”38-51455,38-51456,38-51457,38-51458,38-51459,38-51461,38-51463,38-51464,38-51467,38-51469,38-51471,38-51472,38-51474,38-51476,38-51478,38-51480″ imagesize=”large”]

Killzone 3 con PlayStation Move a primera vista

Probamos el control de movimiento de Sony con el primer FPS para hardcore gamers

Hace unos días entrevistamos a Hermen Hulst y una de las preguntas estaba centrada en la experiencia de juego con PlayStation Move y 3D. De acuerdo al jefazo de Guerrilla Games, el estudio ha trabajado para aprovechar ambas tecnologías y que no se sientan como una opción de relleno.

Killzone 3 será el primer FPS para el jugador maduro que llega con soporte para el control de movimiento de Sony (SOCOM 4 saldrá en Abril). Algunos ya han podido echar un vistazo al demo, nosotros lo hicimos con el Sharp Shooter y a continuación nuestras impresiones.

El Sharp Shooter es un periférico que ofrece Sony para asegurar la inmersión del usuario en los juegos de disparos que soporten Move. El concepto es similar a la infinidad de controles que existen para Wii y consiste en un rifle de plástico con compartimentos para el control de Navegación y Move.

El control Move se adapta a la parte superior del rifle y funge como la mira, mientras que la palanca análoga del control de navegación servirá para mover a tu soldado hacia adelante y los lados. Al principio cuesta trabajo acostumbrarse y puede que pierdas la brújula. Después de todo, tu cerebro lleva algunos años con la idea de dos análogos para el movimiento y control de mira.

Para disparar es tan sencillo como jalar el gatillo, si quieres mayor precisión entonces podrás activar el zoom del arma con el botón L2 del control de Navegación. Las granadas se tiran con el mismo control, solo que con L1; si te sudan los dedos entonces podrás perder una que otra granada al intentar hacer zoom.

El demo que probamos durante algunos minutos consistía en limpiar a cuanto Helghast se nos pusiera enfrente. El momento crucial vino al enfrentarnos contra una enorme maquinaria de guerra que nos disparaba a diestra y siniestra. Con ayuda de un lanzamisiles tuvimos que vulnerar sus partes débiles, apoyándonos con indicadores visuales.

El nivel de tensión de este escenario es bastante alto y constantemente tuvimos que cambiar de locación para cubrirnos de los ataques. Para agacharnos usamos un pequeño botón que se ubica abajo del gatillo y para recargar munición, bastó un ligero golpe en la parte baja del rifle, justo donde se ubicaría el “cartucho”.

El demo fue corto, pero pudimos sacar provecho de la funcionalidad de Move en Killzone 3. Al principio cuesta trabajo acostumbrarse, sobre todo en plena batalla ya que las balas llueven por todos lados. Después de algunos minutos y varias muertes entenderás la dinámica y comenzarás a joder a todos los enemigos (kudos si lo haces acompañado de tus amigos).

No sabemos si esto será capaz de borrar la costumbre de jugar con dos palancas análogas, lo cierto es que es un buen extra para aquellos que buscan una experiencia diferente. En breve les tendremos un análisis a fondo de este periférico con la versión final del juego, estén pendientes.

Links: