JCPenney logra engañar a Google

JCPenney logra engañar a Google

por

Ahora viene el banhammer

Durante los últimos 3 a 4 meses la tienda de ventas por departamentos JCPenney vivió un constante auge en su posicionamiento en los resultados de búsqueda.

Para cuando llegó la temporada pre-navideña, la tienda, que vende de todo, aparecía en primer lugar para alfombras, vestidos, zapatos y casi cualquier cosa que estuvieran vendiendo. En algunos casos llegaba ser ridículo, porque figuraba antes que Samsonite si uno buscaba maletines de esa marca.

El New York Times contactó a un experto para entender cómo lo había hecho y CHAN! descubrieron un burdo esquema de links pagados. Más de 2000 sitios con links apuntando a diversos departamentos de JC Penney en sitios sin ninguna relación temática. Sitios abandonads apuntando al subsitio de ropa. Sitios sobre energía nuclear con sendos links que rezaban: “vestido casual de noche”.

Este tipo de prácticas es de las que más contravienen las directivas de Google. Cuando alguien las viola se dice que ha apelado a técnicas “Black Hat SEO” y suele irse derecho al Ginfierno, el infierno de Google. ¿Por qué JCPenney no había sufrido penalizaciones?

Como el New York Times es el New York Times, consiguieron hablar directamente con Matt Cutts, cuya palabra es ley respecto de los algoritmos de búsqueda y prácticas de posicionamiento. Su respuesta fue olímpica: “Claramente viola nuestras políticas. Se nos pasó. Pero hacemos mil millones de búsquedas diarias, no podemos estar en todas“. Lo importante es que a JC Penney se le acabó el veranito de San Juan y ahora se viene un banhammer de aquellos. Esperamos que les haya aprovechado la temporada navideña porque les esperan siete años de vacas flacas.

Aunque los responsables de la web de JC Penney respondieron a los medios con excusas tan brillantes como: “Nosotros no fuimos los que pidieron o pagaron por esos links, exigiremos que los quiten” lo más probable es que no les sirva de mucho.

PD: Por si a alguien le importa, la carta de la imagen en realidad es el Martillo de Bogardán. Era buena en mazos rojo-azules y rojo monocolor. Yo usaba algo parecido: el Cazador de la Arena Viashivano, a.k.a. “El Martillo de Bogardán con patas”.

Link: The Dirty Little Secrets of Search (NY Times)