GIGABYTE P67A-UD4

GIGABYTE P67A-UD4

por

La respuesta de nuestro partner al lanzamiento de Sandy Bridge, con una placa madre bien trabajada y remozada en diseño que espera satisfacer las necesidades del segmento medio-alto.

Nuestro partner GIGABYTE hace tiempo atrás nos hizo llegar esta placa que a primeras luces se ve espectacular, comenzando con su remozado esquema de colores y también porque siempre nos encanta probar placas madres que vienen orientadas al segmento medio alto, no porque sean costosas o tengan lindos empaques, sino porque siempre hay algo bueno que traen consigo.

Esta ocasión no es la excepción a la regla y GIGABYTE quiso que esta placa madre, la P67A-UD4, viniera con soporte de sobra para diferentes puertos, como por ejemplo soporte para SATA y eSATA 3.0, USB 3.0 en el panel frontal y posterior y todo lo necesario en puertos que diariamente se utilizan. Otras cosas que tenemos en la placa son sus fases de poder de gran calidad (con muy buenos componentes) y con un número no menor para que no se note pobreza. A simple vista la formula casi perfecta del éxito, pero que no se completa sin que el ojo agudo de nuestros lectores le dé el visto bueno, lo que finalmente se traduce en la compra del producto si es que satisface las necesidades de ustedes.

Sin ser la más costosa, pero tampoco presentándose como la hermana más chica, hoy les traemos el análisis de la segunda placa madre P67, compatible con los nuevos procesadores Sandy Bridge de los que Intel hace alarde por estos días. Todos y cada uno de ustedes quedan más que invitados a seguir leyendo este nuevo análisis, preparado con el cariño de casa y que no sería posible sin el constante apoyo de nuestros partners, en especial de GIGABYTE.