Gears of War - The Soundtrack [NB Saunds]

Gears of War - The Soundtrack [NB Saunds]

Pasan los años y suena con la misma fuerza...

A propósito de que finalmente Gears of War 3 tiene fecha de lanzamiento, hablaré de la banda sonora del primer juego de la saga, título que posee una amplia, sólida y contundente música… obra y cortesía de un joven compositor. Si bien no es un consagrado, fue en base a su música, su trabajo y su talento que el primer gran éxito para Xbox 360 tuvo música a la altura de aquellas circunstancias. Este no fue su primer trabajo, pero esta OST es quizás la mejor tarjeta de presentación del compositor Kevin Riepl.

Adquirí mi copia de Gears of War cuando apareció en el mercado a finales de 2006 y la música incidental me llamó mucho la atención. Tiempo después finalmente tuve la OST en mi poder y resultó ser todo un viaje auditivo: su estilo se encuentra tan bien delimitado y las emociones que evoca son tan claras que para entenderlas no necesitas haber jugado este título. Su perfecto complemento con la acción y con la identidad contextual del juego me parece (hasta hoy) un excelente ejemplo de lo importante que es la OST de un juego.

El trabajo desarrollado por Riepl (cuyo CD esta compuesto de 28 pistas) es fácil de describir pero difícil de resumir.  Lo primero que queda de manifiesto es cómo muchísimos detalles de la aplicada instrumentación se perdían mientras disfrutábamos del juego, gracias a millones de disparos, explosiones y hordas alienígenas de Locust (los malos).  Si conocías las tonadas resulta refrescante escucharlas limpias, sin ruido ambiente ya que son directas, ostentosas y con un innegable sentido de la tensión.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=0RoOarRix6Q[/youtube]

Para aquellos que no han escuchado estas partituras, podríamos decir que su línea es la de un primo lejano de la música de Aliens (1986, James Horner) y a la de Depredador (1987, Alan Silvestri), pero manteniendo distancia y afirmando una identidad propia.  En la música se puede distinguir rotundamente la actitud de los Locust: despiadados seres que avanzarán sin detenerse por nada ni nadie.

En cuanto a la instrumentalización, su ADN se compone de 4 elementos primordiales: los bronces, la percusión, las cuerdas y bases electrónicas.  Las anteriores sumadas a marchas militares, flautas y amenazadores sonidos metálicos ayudan a construir la idea de batallas vibrantes y de un enemigo con maldad decidida y pura.

Las tonadas interpretadas por Orquesta Sinfónica de Northwest crean una sensación intimidante, abundante de malas intenciones, dejando bastante claro que nuestros personajes (los humanos) tienen las de perder.  Resultan verdaderamente destacables algunos de los sonidos que se desprenden de la composición tomando elementos de la naturaleza y del mundo de los insectos.  Por ejemplo, la pista número 4 (llamada 'Attack of the Drones') comienza con un incipiente ascenso de violines, tal y como sonaría el ataque de un gran grupo de insectos voladores.  Otra pista, la número 6 (Fish in a barrel) tiene un aire demasiado similar a lo que resultaría ser una imparable marcha vikinga, mezclada con sonidos metálicos e incluyendo el sonido de un cuerno llamando a la sangrienta batalla.

En cuanto a identidad, hay pistas para todo: luego de la gran intro que resulta ser la primera pista (llamada, como no, Gears of War) encontramos varias tonadas de tensa exploración (como por ejemplo la pista 3, la 9 y la 11) y de amenazante acción (que son las más abundantes y efectivas, gran ejemplo la notable East Barracade Academy). Todas sientan sonidos imponentes, que complementan a la perfección todo lo que ocurre en pantalla, logrando lo que toda banda sonora debería hacer: engrandecer el efecto del producto final.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=3-R3t8AWqlk[/youtube]

No soy de los que escriben sobre que pretendía hacer el compositor, sus intenciones o detalles ajenos a lo que es el resultado final; creo que por encima de todo (incluso de mi humilde opinión) la música habla por sí misma. No soy formalmente docto en el tema (de hecho, soy un fan más), vengo escuchando bandas sonoras desde hace unos 15 años y me gusta hablar de ellas como lo que son: música con identidad propia, con carácter y, a veces, de gran (y poco reconocida) trascendencia.

Las bandas sonoras son especiales porque son emociones hechas sonidos, algunas veces, sin mediar palabra alguna.  Trabajos como el logrado por el buen Kevin Riepl demuestran el poder de la música para crear ambientes y enrostran el alcance que puede tener la imaginación para obtener fuentes creativas (al punto de sentir un poco de sana envidia).

A pesar del buen trabajo de Steve Jablonski en el segundo Gears, me quedó sin dudas con la música de la primera entrega. Esta banda sonora desborda personalidad y suena imponente hayas jugado Gears of War 1 o no… una de las que (probablemente) sea una de las mejores OST de esta generación.