El iPhone se suma a la tendencia: Tendrá pantalla de 4 pulgadas

El iPhone se suma a la tendencia: Tendrá pantalla de 4 pulgadas

La industria pudo más. Apple -al parecer- sólo se adaptará al nuevo estándar.

No lo vamos a negar: La industria manda. Y aunque Apple se resistiera durante todo un año, hoy los rumores apuntan a que el próximo modelo del iPhone tendrá una pantalla de tamaño similar al que utiliza su competencia, saltando de 3,7 3,5 a las 4 pulgadas.

El motivo real tras esta decisión sería la gran cantidad de terminales basados en Android con pantallas de gran superficie lanzados este año, que entregan una gran plataforma para disfrutar de multimedia en un mayor espacio. El impacto respecto a la incomodidad que un teléfono más grande traería a los usuarios resultó menor, por lo que ya superadas las suspicacias, Apple definió dar el salto.

Esto podría dejar al viejo y conocido modelo de 3,7 3,5” como el rumoreado iPhone Nano, que se sometería a una cirugía mayor para hacerse más delgado, aunque hipotecando en prestaciones y -sobre todo- en almacenamiento físico de gran escala, el que podría basarse en un símil de MobileMe gratuito. Este equipo seguiría usando el chip A4, pero optimizado.

Toda esta futurología va de la mano con la archiconocida incorporación de un nuevo procesador para el niño mimado de Apple: El A5, un chip multinúcleo que estará basado en la arquitectura ARM Cortex A-9, permitiendo un salto exponencial en rendimiento y manejo mejorado de gráficos.

Tal como ha sido costumbre, se espera que el iPhone de quinta generación sea lanzado a mediados de año, en el marco de la presentación inicial de la Worldwide Developers Conference (WWDC), con sede en San Francisco. Esperemos que el teléfono no sea fabricado por los niños que encontraron trabajando en la fábrica.