Duty Calls: The Calm Before the Storm [NB Labs]

Duty Calls: The Calm Before the Storm [NB Labs]

El mejor shooter de todos los tiempos

El juego que ha dejado la embarrada en la Internet no podía pasar desapercibido en los Laboratorios de Niubie. Duty Calls: The Calm Before the Storm es prácticamente otro FPS dentro del mercado inundado de este género, pero lo que hace diferente a Duty Calls es cómo lo hace frente a toda la competición. Y, sinceramente, merece un aplauso, aún cuando no tiene multijugador.

SO REAL

El juego inmediatamente nos envía a la acción. Como el soldado “Fox Club Niner”, y un arma en la mano derecha, somos rápidamente despachados al corazón de la acción. La historia es muy original, nunca antes tratada de esta forma, y el plot twist que nos ofrece a medio andar te deja intrigado y con ganas de más.

Dejando de lado de todos los videojuegos, Duty Calls es uno de los mejores títulos del universo, multiverso, poliverso y seguramente del traverso atravesado. Las balas que te llegan provocan que la pantalla se manche con sangre, mientras escuchas “Bloody Screen! SO REAL” porque ES REAL. Apoyando el realismo gráfico y el nivel de pulido que presenta el título de EA está un guión que va al grano directamente, y nunca estás pensando en otra cosa más que en seguir tu misión.

De hecho, en el comunicador, el comandante te repasa los puntos importantes y que salta de uno a otro con “Blah… blah… blah”, ahorrándote tiempo y discursos cursis. Nunca habíamos visto una estrategia de este tipo que diera tanto resultado. Algo que me sacó lágrimas de la emoción fue la introducción, digna de un Oscar por mejor guión: “War never changes.. or does it?” se queda plasmado en tu cerebro sólo hasta que estás en medio de la acción.

Lo más importante de Duty Calls es la ingeniosa forma de subir de nivel. A medida que vas matando enemigos, que varían espectacularmente sus líneas con “I Am an enemy too”, “I am a parachuter”  y “I am the Bad Guy” entre otras, vas adquiriendo experiencia que se ve reflejado en la pantalla. Incluso logré sacar el máximo “Sergeant of the master sergeants most important person of extreme sergeants to the max” al final del juego, un digno tesoro por haber llegado hasta el final aunque no supe para que cresta servía. El juego demuestra que también puede ser tan bueno como una película de acción cuando estás llegando al clímax, demostrándole al jefe final que no sólo eres lo suficientemente bueno para que te entregue la bomba, sino también lo suficiente genial cuando elevas tus pulgares para que salga una bandera gringa y fuegos artificiales. Duke Nukem es como Plaza Sésamo al lado de esto.

Hay sólo dos detalles de Duty Calls, y es la corta duración de la campaña, la ausencia de multijugador y que nunca podemos usar el palo que recogemos a medio nivel, pero son cosas muy pequeñas comparadas con lo que presenciamos.

El deber llama

En una descarga que pesa aproximadamente 700MB, te encuentras con uno de los paquetes más completos de FPS dentro del mercado. No tienes que gastar nada, la historia es increíble en todo momento, el final es lo mejor que he visto en años, y los efectos especiales más aún. Si Uncharted 3 ya pinta para Juego del Año 2011, Duty Calls es el juego de la década. La acción llama, al igual que el deber de descargar este juego mientras puedas.

Lo imperdible

  • Gráficas ultra realiistas
  • La historia, el guión de principio a fin
  • Efectos sonoros en todo ámbito
  • La jugabilidad, que a pesar de ser FPS, es muy variada
  • La acción que nunca te dejará botado
  • Es gratuito y pesa muy poco

Lo impresentable

  • Los segundos que tuvimos que esperar para que descargar e instalara
ZORRALMENTE LA RAJUELA TO THE MAX
…Duty Calls es el juego de la década.”