Compañías privadas plantean revivir los cohetes Ares I del Proyecto Constellation

Compañías privadas plantean revivir los cohetes Ares I del Proyecto Constellation

por

Una vez que el presidente de Estados Unidos Barack Obama decidió cancelar el Programa Constellation de la NASA, quedaron muchas dudas respecto a cuál sería el destino de todos los proyectos y desarrollos que se llevaron a cabo durante años financiados con recursos públicos.

Claro porque no es llegar y tirar a la basura lo invertido en el diseño y construcción del cohete Ares I (de hecho en la actualidad aún se sigue construyendo parte de la infraestructura requerida para su operación), al igual que con todo el trabajo avanzado en el desarrollo de la cápsula Orion.

Por lo anterior resulta interesante la propuesta presentada en conjunto por las compañías ATK (responsable de la fabricación de la primera etapa del Ares I) y EADS Astrium (principal contratista detrás de la construcción del cohete europeo Ariane), con la finalidad de que la NASA les otorgue una subvención en el marco del programa CCDev-2 (Commercial Crew Development-2).

La idea de ambas compañías es construir un nuevo cohete llamado Liberty, para el cual ATK suministraría la primera etapa basada en los actuales cohetes de combustible sólido (SRB) utilizados por los transbordadores; mientras que Astrium aportaría con la segunda fase basada en la etapa central criogénica utilizada por el Ariane 5.

Este nuevo cohete (o lanzador para los más puristas) tendría la capacidad de transportar 21,2 toneladas hasta una órbita baja (algo por debajo de la capacidad original del Ares I), existiendo la posibilidad de que realice su primer vuelo de prueba en el año 2013 para entrar en operaciones dos años más tardes.

Una de las principales ventajas que tendría esta propuesta es que la NASA podría aprovechar parte de las instalaciones destinadas al Aries I, lo que indudablemente se vería reflejado en los costos de operación y mantención.

Links: