Chile: La guerra del iPad está desatada en el retail. ¿De verdad necesitas uno?

Chile: La guerra del iPad está desatada en el retail. ¿De verdad necesitas uno?

Las repentinas ofertas relacionadas con el tablet de Apple llevan a muchos a pensar sobre su real utilidad.

Durante hoy jueves, Falabella y París lanzaron sendas promociones relacionadas con suculentos descuentos en los precios de ciertas unidades de iPad. La tienda por departamentos de la F verde ofrece un equipo con conectividad Wi-Fi de 32 GB a $199.990 (USD $424.7) mientras que París contratacó más tarde cobrando apenas $189.990 por la versión Wi-Fi + 3G de 16 GB (USD $404.4).

Claro está, las ofertas para comprar este sexy pedazo de tecnología son válidas si compras la tableta desde sus respectivos sitios web, utilizando la tarjeta de crédito de la casa comercial.

Internet fue el reguero de pólvora que gatilló su viralización en redes sociales, creando una psicosis colectiva y gran cantidad de comentarios en twitter, donde la gente se cuestionaba acerca de la real utilidad del aparato de Apple y así definir si aprovechaban la increíble oportunidad.

Si todavía estás pegándote cabezazos contra la muralla y aleteas en círculos frente al computador sin saber qué hacer, acá van algunas cosas que deberías tener en cuenta antes de tomar la decisión. Spoiler: No te diremos “¡COMPRA!” o “¡NO LO HAGAS!”.

Muchos llegaron a consultarnos usando nuestra cuenta de twitter para saber si era un buen momento para comprar el iPad. Bueno muchachos, partiré diciendo que si revisan nuestra cobertura relativa a la recién terminada Mobile World Congress, verán que en un futuro cercano llegará una oleada de nuevos tablets basados en Android que resultan ser formidables competidores para el iPad.

El formato todavía es algo relativamente nuevo e inmaduro y muchas utilidades están aun por descubrirse. Probablemente te pase lo que a muchos de nosotros — nóveles usuarios de iPad — y no sepas qué hacer con ella en un comienzo, pero descubrirás en el App Store y sobre todo en Cydia y la comunidad desarrolladora independiente grandes aliados para sacarle partido a tu recién comprada tablet de la manzana.

Ni estatus ni nada: El equipo te servirá para navegar en internet, escuchar música, ver videos, recibir correos y todas esas cosas básicas; sin embargo, también podrás desarrollar manejo de ofimática — los archivos de Microsoft Office, PDF y afines son reconocidos por el equipo — y disfrutar de manejo de multimedia avanzado, además de juegos, de un gran compañero de viajes — mapas, traductores, geolocalización — y de un sinfín de aplicaciones que multiplicarán las funciones del equipo.

Pero ojo, aunque suene obvio, el iPad no es un computador ni tiene sus mismas prestaciones. Gente que la compra pensando en eso se decepciona fácilmente y termina quedándose con un producto que no cumple con sus ilusas y desinformadas expectativas.

Ten en cuenta además que está en carpeta para más adelante este mes el lanzamiento de la segunda generación de la tableta de Apple, y sin desmerecer al actual producto, todo indica que la reencarnación del iPad ha de venir supervitaminizada para hacer frente a lo que presentaron sus rivales. Si tu motivación es comprar para sentir que estás al tope de la tecnología mundial por un buen tiempo, esta no es tu opción.

Si quieres esperar la que viene, aguanta hasta abril para conseguirla en Estados Unidos, y — quizás — septiembre para comprarla en Chile a un precio bastante más alto.

Por último, el estándar actual en esta materia lo dictó Apple. Lo que venga en 2011 representará lo que los usuarios y desarrolladores definan como la plataforma ideal… Y gústele a quien le guste acá en Chile, por un buen tiempo más, el referente del formato — y para algunos, del estátus — seguirá siendo el iPad.

Pero todo esto no vale de nada. Si sientes que la quieres — y puedes pagarla — nuestro consejo es que vayas por ella y la disfrutes. Si compras las 3G, existen instancias para habilitarla con datos en postpago y prepago. Sólo no se dejen llevar por la presión social o premura de aprovechar la oferta pasajera y decidan en conciencia si le darán un uso real. Háganse asesorar por alguien que la tenga y la use intensivamente… Ah, y revisen las comisiones e intereses que la tarjeta de crédito impondrá al comprarla en cuotas.