Terremoto en Google: se va Eric Schmidt

Terremoto en Google: se va Eric Schmidt

por

Lo reemplaza Larry Page

Cuando el CEO de tu empresa es Eric Schmidt no puedes despedirlo: él despide a tu empresa. Si quieres poner otro CEO tienes que pedirle cartas de recomendación a Eric para que alguien te tome en cuenta. Te avisa 30 días antes de dejar su escritorio y lo último que hace es depositarte una indemnización para que la empresa sobreviva mientras le encuentras un reemplazante.

En realidad, por si no se notó, estamos exagerando, pero la noticia de fondo es lo importante: Eric Schmidt ya no es CEO de Google. El ejecutivo, que además se desempeña como presidente del directorio, retendrá este segundo cargo y desde él seguirá supervisando las relaciones interempresa y hacia los gobiernos, aprovechando de paso de recorrer el mundo predicando la gran G y sus mandamientos.

Al frente del buque y en el rol de CEO tendremos ahora a Larry Page, uno de los dos cofundadores de la empresa. Este confuso enroque se anunció justo después de los resultados económicos de la corporación, y aparentemente no guarda ninguna relación con ellos. Por lo mismo, provocó gran sorpresa a la prensa y algo de confusión en los mercados bursátiles, que no sabían si todo eso eran buenas o malas noticias. Así que los pesimistas vendieron, los optimistas compraron, la acción subió, la acción bajó y aterrizó cerca de donde había empezado. La prensa, por su parte, siguió tomando café y masticando galletas (no basta una sorpresa para hacerlos trabajar) pero despachó sendos cables que recorrieron el mundo.

Según dijeron los altos mandos en un escueto comunicado, la idea es perfilar de manera más exacta el rol de cada uno y acelerar la toma de decisiones. Siendo mal pensados, eso equivale a decir que la barrera generacional le pasó la cuenta al otrora armónico trio, y que Brin y Page ya no estaban muy contentos con que Schmidt y su parsimoniosa diplomacia le diera más énfasis a las relaciones que a las decisiones.

Cuando juegas mucho SC2 ves a la gente asi

¿Podrá Larry Page encabezar a un buque tan enorme sin dilapidar el sitial que se ha ganado? Si entiendo bien la imagen completa, en este momento la inercia positiva de Google es tanta que podrían poner a un busto de Pericles como CEO y aún así progresarían.

Respecto de los resultados anuales, que pasaron a segundo plano, son más que alentadores. Facturaron 8.440 millones de dólares en el último trimestre (26% más que el 2009) y de eso, USD 2.540 millones fueron ganancias netas. Para que vean què contradictoria es la vida, en otra empresa querrían canonizar a un CEO que deje la empresa con tamaños activos.

Link:
Eric Schmidt le entregará la corona de CEO de Google a Larry Page (FayerWayer)
Eric Schmidt Out as Google CEO
(Hollywood Reporter)