Nintendo tuvo un trimestre tan malo como el momento en que entregó sus resultados

Nintendo tuvo un trimestre tan malo como el momento en que entregó sus resultados

Su anuncio de ganancias coincidió con el lanzamiento de la nueva NGP de Sony.

El momento en que Nintendo dio a conocer sus resultados para el tercer trimestre fiscal (entre octubre y diciembre) es una suerte de ironía que representa el momento en que se encuentra la compañía japonesa. Justo minutos antes se les coló Sony para anunciar su nueva consola portátil NGP y el PlayStation Suite.

Los números no son para nada alegres y muy distantes a los días de gloria cuando la Wii y el DS hacían una dupla de temer. Ahora, las ganancias operacionales cayeron un 46% respecto del mismo período del año 2009, con 104.600 millones de yenes (US$1.300 millones) contra los 192.300 millones de yenes del ejercicio anterior.

El desplome se debe a la baja en las ventas de las citadas consolas además de un yen que se ha mantenido en un elevado precio.

Con esto, la casa de Mario y Donkey Kong redujo sus previsiones de ventas anuales. De los 17,5 millones de Wii que esperaban comercializar hasta marzo (cuando finaliza su año fiscal), ahora prevén sólo 16 millones. Similar con las del DS, que las recortaron en un millón para dejarlas en 22,5 millones de unidades.

No obstante, mantuvo su previsión de utilidades para el ejercicio, establecida en 210.000 millones de yenes. Pero primero habrá que ver si logra cumplirlas y luego estimar lo que venga para el siguiente año, que recién se vería impulsado después del primer trimestre, cuando al fin vea la luz el esperado Nintendo 3DS.

Link: Nintendo Q3 profit down 46 percent, keeps outlook (Reuters)