[metroimage ids=”38-50425,38-50426,38-50427,38-50428,38-50429,38-50430,38-50431,38-50432,38-50433,38-50434,38-50436,38-50437,38-50438,38-50439,38-50440,38-50442,38-50443,38-50444,38-50445,38-50446,38-50447,38-50448,38-50449,38-50450″ imagesize=”large”]

Lost in Shadow [NB Labs]

Lost in Shadow: ¿Se va hacia la luz o se queda perdido entre sombras?

Lost in Shadow, también conocido como A Shadow’s Tale, es un juego de plataformas 2D exclusivo para la consola Wii que presenta un concepto interesante en donde se tienen que resolver acertijos basándose en el uso de sombras y luces.

Este juego comienza con una historia que de entrada parece ser atractiva y original, con la presentación del personaje principal que es un niño que se encuentra amarrado. En los primeros instantes presenciamos cómo un sujeto en armadura utiliza su espada para literalmente arrancar la sombra al pequeño, acción con la que da inicio la aventura que consiste en controlar a la sombra para recuperar su cuerpo humano que se encuentra cautivo en lo más alto de una torre.

¿El concepto es tan bueno como suena? ¿La historia termina siendo épica? A continuación la reseña de este juego desarrollado por Hudson Soft…

La respuesta a estas preguntas no es tan positiva, ya que lamentablemente se trata de un caso en donde la idea era muy buena pero su ejecución quedó a deber.

Para comenzar tenemos la historia, que lejos de seguir incrementando el interés del jugador termina por desaparecerlo conforme transcurren las horas de juego. Y es que a lo largo de la jornada encontrarás puntos con “recuerdos” que deberás ir recolectando para recuperar tu memoria, pero en lugar de fortalecer el guión estos terminan perdiendo el sentido ya que muchos simplemente dicen que “están muy borrosos para ser leídos” y otros nadamás te informan de acciones que debes realizar, lo que no ayuda a “darle vida” al protagonista que permanece intrascendente.

En lo que respecta a la jugabilidad encontramos puntos a favor y en contra. Como ya había mencionado la meta es ascender hasta lo más alto de una torre, por lo que lo que la aventura se divide en los diferentes niveles de la edificación en donde encontraremos obstáculos como barreras y enemigos. Ya que controlamos a una sombra resulta obvio que las plataformas por donde avanzamos también son sombras que se reflejan en la superficie, lo que le añade el factor estrategia ya que tendremos que estar atentos a lo que sucede en el fondo y no a los objetos visibles en el primer plano.

Dentro de lo más destacado están ciertos elementos como el hecho de poder manipular la fuente de iluminación para mover el ángulo de las sombras, la posibilidad de cambiar el ángulo de la perspectiva para poder seguir avanzando y el más común que te ofrece la habilidad de mover plataformas y/o objetos. La mayoría de estas acciones se realizan de una forma bastante original que rompe con el típico esquema de correr y saltar del género, y es que aunque controlamos al personaje con el stick del nunchuck, el Wiimote sirve para controlar a una mariposa que reacciona ante ciertos lugares de lo mostrado en pantalla para así interactuar con ellos.

Algo que definitivamente deja mucho que desear es el sistema de combate, y es que al avanzar encontrarás a enemigos formados por sombras como arañas gigantes que tendrás que vencer con tu espada para salir adelante o abrir ciertos pasajes. En el papel suena bien pero en la práctica simplemente se trata de presionar el botón frente a la criatura con un patrón repetitivo que termina por ser tedioso, y que incluso nos pone a pensar que lo mejor fue haberlo omitido.

Hay ciertas acciones que rompen con la monotonía general como el ingresar a portales de sombras o el poder materializarte en el mundo 3D por cortos períodos de tiempo para interactuar con ciertos objetos, pero en resumen tenemos un sistema de juego que al cabo de 4 horas se vuelve aburrido y monótono, algo muy malo si consideramos que el juego dura entre 10 y 12 horas.

Gráficamente el juego cuenta con un estilo muy particular que merece reconocimiento aparte, y es que a pesar de algunas deficiencias técnicas que no permiten el total lucimiento del apartado visual, se presentan entornos minimalistas con un excelente uso de luces y sombras que recuerda a obras maestras como Ico o Limbo y que te ayudan a introducirte en la experiencia. En lo que respecta al audio me parece que se pudo haber hecho algo mejor ya que a diferencia de los títulos mencionados acá se siente que algo falta ya que por momentos se siente demasiado “vacío” con ese efecto de viento que predomina durante la mayor parte del tiempo.

En conclusión tenemos que Lost in Shadow es un juego con un destacado diseño artístico y un concepto bastante original que comienza fuerte y prometedor pero que con el tiempo se vuelve repetitivo y aburrido. A pesar de que algunos acertijos son divertidos por tener que modificar ángulos y perspectivas provocados por las fuentes de luz, la experiencia en general se siente más como tener que andar de un lado a otro activando palancas y moviendo obstáculos para poder avanzar, sin dejar de mencionar lo terrible que resulta el combate que no aporta nada.

Una verdadera lástima tomando en cuenta que el juego estuvo a muy poco de convertirse en una obra de culto, cosa que probablemente se hubiera logrado si se hubiera recortado su duración, se hubieran pulido elementos clave y se hubiera lanzado como descarga digital en lugar de formato físico.

Lo Imperdible:

  • Dirección artística
  • Originalidad del concepto
  • Visualmente muy atractivo, principalmente en el uso de luces y sombras
  • La inclusión de ciertos elementos que rompen con lo plano de la jugabilidad

Lo Impresentable:

  • Sistema de combate demasiado básico
  • La historia comienza interesante y resulta intrascendente
  • El juego se hace aburrido y monótono después de 3 o 4 horas
  • Muy repetitivo
  • Que un concepto con tanto potencial se haya desperdiciado
Regular
…un concepto bastante original que comienza fuerte y prometedor pero que con el tiempo se vuelve repetitivo y aburrido. “