España: Mínima presencia de empresas en el CES

España: Mínima presencia de empresas en el CES

Las compañías insisten en la necesidad de asistir al evento

(cc) David Berkowitz

Lo importante es participar. Este dicho puede servir de consuelo al analizar la presencia de empresas e iniciativas españolas en el ya pasado Consumer Electronics Show de Las Vegas, o lo que es lo mismo, la feria digital más importante del mundo y principal escaparate del presente y futuro de la electrónica de consumo. De las 2.700 compañías presentes apenas cuatro eran españolas, lo que da una valoración más o menos concreta del estado del sector en el país.

Lo que importa es la calidad, no la cantidad. Con este segundo dicho vamos a valorar los aspectos positivos de esas propuestas que si estuvieron presentes y ver el vaso medio lleno. MG Media es una de ellas, un videoclub en Internet que además de alcanzar un acuerdo con el gigante Samsung se ha animado incluso a abrir una delegación en San Francisco. Su CEO, Jerónimo Macanás, nos vende las excelencias del CES: “Esto es pura vanguardia e inspiración. Las oportunidades de negocio son amplias. Si tienes una buena idea, aquí te escuchan. Tomamos nota.

Moovida hace una propuesta similar pero con un modelo de negocio diferente. Un software de descarga gratuita que con una interfaz realmente espectacular nos da acceso a un librería con más de 60.000 títulos y que crece día a día. Su responsable Emmanuel Marquez expresa su incredulidad por el hecho de que no sean más las empresas españolas que se animen:Dan muchas facilidades y los contactos que se hacen aquí no los hay en ningún lado. Son días muy intensos, pero que siempre traen beneficios.

Otra de las iniciativas, en realidad hispano-holandesa, es Safelinq, que como su nombre indica hace de la seguridad su leit-motiv. Concepto que les lleva al desarrollo de teléfonos móviles que pueden emplearse en gasolineras o recintos con gases inflamables almacenados y también a la elaboración de terminales para niños y ancianos. También han desarrollado un aplicación para iPhone que permite seguir el rastro dejado por el usuario, algo especialmente interesante en temas de seguridad como transportes bancarios o para controlar las rutas de los comerciales (se acabó el decir que se está reunido con un cliente cuando en realidad estamos en un bar, algo por otra parte muy español).

El cupo español lo completa ADN Acoustics, una empresa que fabrica cajas acústicas de alto nivel.  Veremos si en la próxima cita del CES aumenta la presencia patria. Sería una buena noticia y sin duda un indicativo de que la iniciativas progresan en buen camino, especialmente en un mercado con tanto presente y futuro.

Link: 4 entre 2700 (El País)