[metroimage ids=”38-50772,38-50773,38-50774,38-50775,38-50776,38-50777,38-50778,38-50779,38-50781,38-50782,38-50783,38-50785,38-50787,38-50789,38-50790,38-50792″ imagesize=”large”]

Doritos Crash Course [NB Labs]

Con la intención de promover el talento entre desarrolladores de juegos la empresa Frito-Lay llevó a cabo el concurso Unlock Xbox presentado por Doritos, evento en donde resultó ganador el título Doritos Crash Course.

Este adictivo juego de plataformas 2D creado por Behavior Interactive Santiago (ex-Wanako Games) actualmente se puede descargar de forma gratuita desde el bazar de Xbox Live, y a continuación les daremos una explicación de la razón por la que ha gozado de tanto éxito entre la comunidad…

Doritos Crash Course es un juego que presenta un concepto muy similar a programas de concursos como Ninja Warrior, en donde tendrás que competir avanzando a través de obstáculos para alcanzar la meta en el menor tiempo posible. En total son 15 diferentes niveles divididos entre Estados Unidos, Europa y Japón, los cuales cuentan con diversos grados de dificultad y obstáculos tales como mazos gigantes, trampolines, trampas, balas de pintura, cuerdas y bandas en el suelo que cambian la dirección y velocidad de tu paso.

Algo que llama la atención es que el protagonista no es un musculoso atleta ni una curvilínea chica, sino que en lugar de este cliché todas las acciones son realizadas por tu avatar de Xbox 360, lo que en práctica resulta bastante atractivo ya que lo verás con la apariencia y ropa de tu preferencia.

Los controles son muy sencillos ya que básicamente aceleras con RT o LT y saltas con el A, con otras opciones como el poder reiniciar el nivel con el botón Y o incluso brincarte una sección complicada con el RB, aunque esto último no es muy recomendado ya que te hará perder tu record final. Otro punto que vale la pena señalar es que aunque los movimientos en general son muy intuitivos, hay que tener cuidado al correr ya que si aceleras por mucho tiempo (varios segundos presionando el A sin soltarlo) tu avatar tropezará y perderás valiosos segundos.

Si bien el juego en general pudiera parecer bastante fácil la verdad es que encontrarás un reto más que interesante, sobre todo en los niveles de Japón que estoy seguro ha hecho y hará pasar corajes hasta a los jugadores más habilidosos, elemento que frustrará a algunos y complacerá a muchos otros que gozan de realizar pruebas difíciles.

Aunque es entretenido jugarlo en solitario, no cabe duda que el punto más fuerte de Crash Course son sus opciones multijugador. Para empezar está la tabla de líderes que almacena los récords de tus amigos y de los jugadores de todo el mundo, fomentando la competencia en todo momento al mostrar los tiempos a vencer en la parte superior de la pantalla, elemento que te hará tratar de ser cada vez más rápido para vencer a tus contactos. También está el multiplayer con soporte para hasta cuatro jugadores, ya sea en la misma consola a pantalla dividida o a través de Xbox Live. En línea podrás crear partidas personalizadas, ingresar a partidas rápidas contra usuarios al azar o incluso participar en competencias rankeadas, lo que incrementa las posibilidades.

En lo que respecta a gráficos y sonido es un hecho que aquí no encontrarán algo espectacular, pero no cabe duda que ambos apartados cumplen a la perfección al presentar niveles coloridos e inteligentemente diseñados además de efectos graciosos y música que complementa la experiencia.

Doritos Crash Course es un juego muy simple pero que otorga horas de diversión por su sólido sistema de juego que te inspira a tratar de mejorar tu tiempo al cruzar una pista llena de obstáculos que te harán correr, saltar, esquivar, colgarte y prácticamente volar para cruzar la línea de meta. Imperdible para competencias entre amigos y familiares, incluso entre los menos experimentados gracias a su accesible esquema de control. Un gran ejemplo de que no se necesitan gráficos espectaculares ni millones de dólares para generar diversión, el motivo básico de existencia de los juegos de video.

Doritos Crash Course es gratuito y pesa solamente 59MB, aunque cabe mencionar que no está disponible en todos los bazares de Xbox Live, pero es posible utilizar una cuenta de Estados Unidos para descargarlo y disfrutarlo.

Lo Imperdible:

  • Sistema de juego tan sencillo como divertido
  • La tabla de líderes fomenta la competencia
  • Modos multijugador que ofrecen diversión garantizada
  • Que es gratis y que prácticamente no ocupa espacio en el DD
  • Apto tanto para jugadores expertos como casuales
  • Ver en acción al avatar

Lo Impresentable:

  • Para algunos jugadores podría llegar a ser frustrante (sobre todo los niveles de Japón)
Excelente
…un juego muy simple pero que otorga horas de diversión por su sólido sistema de juego… “