[metroimage ids=”38-170503,38-170504,38-170506,38-170508,38-170510,38-170511,38-170512,38-170513,38-170514,38-170516,38-170517,38-170519,38-170521,38-170522,38-170523,38-170524,38-170526,38-170527″ imagesize=”large”]

CES 2011: Galería de robots

(cc) Murata Electronics

El Consumer Electronics Show de Las Vegas no está siendo solo el evento de tablets y smartphones. También lo es de los vehículos eléctricos y especialmente de nuestros favoritos, aquellos que van a hacer bueno de verdad a Isaac Asimov: los robots. Tantos y tan diferentes como para hacer un buen negocio con los chatarreros tuskens del planeta Tatooine (ahí dejo la idea del negocio).

WheeMe es un robot que da placer, aunque no del modo que algunos geeks desearían. Cabe en la palma de nuestra mano y sirve para recorrer nuestro cuerpo dándonos un placentero masaje. De masajista pasamos a ciclista. O ciclistas más bien, los Murata Boy y Girl, dos simpáticos primos androides que se diferencian en el número de ruedas que montan. Ambos pueden ser controlados vía Bluetooth y aún no tengo claro que cantidad de cerveza pueden transportar…

Para los fans de los Transformers y demás zoobots tenemos una dupla invencible:  el dino-bot Pleo y los robots modulares serpiente. Pleo es un tierno bebé de Camarosauro que evoluciona en función de nuestra interactividad con el. Como un tamagotchi del Pleistoceno. Más inquietante resultan las serpientes modulares, que además de poder trepar por nuestras piernas (¡glups!) también aportan una gran movilidad todoterreno, pudiendo equipar sensores y cámaras y llegar hasta donde otros hombres o robots no pueden.

Más amables y dispuestos a ayudarnos en lo que haga falta son Autom o los Soft Robots. La primera es una robot de tierno aspecto y pantalla táctil LCD programada para cuidar nuestra dieta e ingesta de calorías. Si en alguna ocasión llega a dispararnos con un láser tras sus frustradas advertencias de que no comamos más pizza recordemos que lo hace por nuestro bien. Bromas aparte, los Soft Robots si parecen tener una potencial gran utilidad para aquellas personas con sus capacidades físicas disminuidas. Son una serie de ligeros brazos hinchables que pueden manipular objetos de hasta medio quilo y asistirnos en tareas tales como el alimentarnos, vestirnos o movernos desde una cama a una silla de ruedas, por ejemplo.

Podéis disfrutar del resto de una selección de robots presentes en el CES 2011 en esta galería.

Link: ROBOTS AT CES 2011 (PHOTOS) (Cnet)