Bug en el controlador SATA de los chipsets Intel 6 Series

Bug en el controlador SATA de los chipsets Intel 6 Series

por

error de diseño le costará a Intel cerca de $1000 millones

Si bien Intel actualmente domina el mercado x86 con una cuota de mercado que supera el 80%; está teniendo algunos  problemas con sus recientes productos para el nuevo socket LGA 1155.

Hace un par de semanas supimos sobre casos aislados que afectaron a los contactos de los sockets. Lamentablemente lo que nos convoca hoy no es un caso aislado, sino que afecta a todos los   chipsets Intel 6 Series “Cougar Point”, los que vienen con un bug recientemente identificado por Intel, el cual podría desencadenar en la degradación del rendimiento de los dispositivos SATA y posiblemente en la corrupción de los datos almacenados en ellos.

Cabe mencionar que si es que existe algo que ha caracterizado a los chipsets Intel a lo largo de los años ha sido su excelente rendimiento, sobre todo en sus bien pensados y rendidores  controladores de discos (IDE/SATA), característica que sólo recientemente ha sido igualada por chipsets rivales como los de AMD (chipsets 700 y 800 Series). Lamentablemente, en este caso cambió la tendencia y se les coló una falla indetectada en los controladores SATA 3GB.

La consecuencia es que el uso prolongado de estos puertos paulatinamente impacte la correcta funcionalidad y desempeño de los dispositivos SATA conectados (discos duros / SSD / unidades CD/DVD).

Intel ha decidido detener la distribución de los chipsets afectados (P67/H67), y planea empezar a distribuir una nueva versión de los chipsets con el problema corregido para finales de febrero. Intel junto a sus partners OEM en su compromiso con la fiabilidad de sus productos se compromete a reemplazar todos los productos afectados por el bug y que ya fueron vendidos (desde el 9 de enero), se recomienda a los usuarios afectados ponerse en contacto con el fabricante de la tarjeta madre. Este error es únicamente del chipset y no afecta a los microprocesadores Sandy Bridge en sus variantes Core i5/i7.

Intel ha destinado inicialmente $700 millones para reemplazar los chipsets afectados por el bug, pero se estima que este error de diseño podría llegar a costarles cerca de $1000 millones.

Link: Intel Identifies Chipset Design Error, Implementing Solution (BusinessWire)