Avanza el tendido de fibra óptica entre Venezuela y Cuba

por

1164 posts

Multiplicará en 3.000 veces la velocidad de transmisión de datos de la que hoy dispone la isla

Infografía de CubaDebate

Los 1.630 kilómetros del cable de fibra óptica ALBA-1 que conectarán a Cuba y Venezuela por el fondo del mar, están viajando en un barco francés rumbo a la nación sudamericana, junto con tecnología para su tendido y un robot submarino que facilitará el seguimiento de las operaciones.

El plan de la obra, calculada en unos 70 millones de dólares, prevé que entre la próxima semana y la primera quincena de febrero se realice el tendido del cable desde Camurí, en el norte de Venezuela, hasta la playa de Siboney, en la provincia oriental de Santiago de Cuba en la primera quincena de febrero.

Una vez realizada la conexión, habrá que esperar hasta el mes de julio para que el sistema entre en funcionamiento, y entonces se multiplicará en 3.000 veces la velocidad de transmisión de datos, imágenes y voz de que dispone hoy Cuba con un ancho de banda de 640 gigabytes y capacidad para 10 millones de transmisiones telefónicas simultáneas.

Recordemos que Cuba dispone de internet desde 1996 mediante un enlace por satélite, pero el acceso es lento (con un ancho de banda que le permite apenas 393 megabytes por segundo de bajada y 209 de subida) y muy costoso.

Las autoridades cubanas responsabilizan a Estados Unidos y a su bloqueo sobre la isla de impedir el acceso a internet al no permitir la conexión con los cables de fibra óptica que la circundan, uno de los cuales enlaza Cancún (México) con Miami (EEUU) y pasa a solo 32 kilómetros de La Habana.

Este proyecto es parte de los establecidos en el marco de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y será ejecutado por Telecomunicaciones Gran Caribe S.A., la empresa mixta cubano-venezolana encargada de la obra, que además escogió como proveedora del cable a la compañía china, Cantel Shangai Bell, “dada su disposición a negarse a cumplir las leyes del bloqueo estadounidense a la isla”, según explican en su web.

En diversas ocasiones el Gobierno cubano ha explicado que la lentitud y el alto costo que significa disponer de una conexión satelital es la principal razón por la que sus ciudadanos no pueden contratar servicios de Internet en sus hogares, y por lo cual el servicio es facilitado en exclusiva a algunas empresas y profesionales vinculados con campos como los de la salud o la cultura…

¡Así que se acabaron las excusas! Con el despliegue de este cable debería democratizarse el acceso a un Internet libre, de forma que los ciudadanos puedan acceder a la red sin mayores restricciones, ¿no?

Links:
Con el cable submarino tocando a las puertas (CubAhora)
¡Una buena noticia!: el cable submarino entre Venezuela y Cuba (Cubadebate)