Aurora [NB Indi]

Aurora [NB Indi]

La perfección se alcanza... cuando no hay nada más que agregar.

Desde el mismísmo Reddit, sitio que reemplazó a Digg en mis bookmarks, me encontré con Aurora, un juego de un desarrollador independiente que está escalando en fama. Si usted es adicto a alguna bebida, licor, comida, y/o cualquier otra actividad en general, probablemente después de jugar Aurora, tendrá un nuevo integrante a esa larga lista.

No, en serio es misteriosamente adictivo, pero también simple, barato y entretenido. Y ahora les explico porqué:

En una galaxia muy, muy, muy, muy, muy, muy, muy lejana…

… los soles pelean por comerse otros soles. Así podríamos resumir Aurora, un juego con corazón de estrategia. Comienzas con un planeta y algunas estrellas alrededor de éste, rodeado de soles vírgenes esperando ser conquistados por alguien. El juego trata de tomar posesión de esos soles “sin dueño” a través de esas pequeñas estrellas. Sin embargo, no todo es fácil, porque existen dos contrincantes más en el mismo sistema, quienes también intentarán capturar esos soles o pelear y capturar aquellos ya conquistados. Al final, gana quien logre conquistar a todos los soles del sistema, quedando como el único jugador vivo. La idea es que ese seas tú.

Los soles no se capturan con unas estrellas, sino con varias. Estas se generan lentamente alrededor de los soles que ya has conquistado, y como ya estarás pensando, este no es un juego rápido donde el que más ocupa el ratón gana. Aquí debes ser algo paciente y aprovechar esos largos momentos para pensar bien tu estrategia dependiendo de cómo estás tú y cómo se está moviendo el resto – incluso puedes llegar a saber cuál será su próximo movimiento. Existen varios niveles, cada uno con forma diferente y con posiciones “estratégicas” diferentes; el comportamiento tuyo y de tus rivales no siempre será el mismo.

Las estrellas son las actrices principales en el juego, y son quienes deciden en gran parte quién gana y quién pierde. Éstas se comandan a través del ratón, que tiene forma de un círculo. Al mantener el click, todas las estrellas dentro de ese círculo son seleccionadas, y se desplazarán al lugar donde hayas arrastrado y soltado el cursor. Si es encima de un sol virgen, procederán a conquistarlo, y si es un enemigo, primero intentarán romper sus defensas hasta poder debilitar al sol para luego dejarlo como uno virgen y conquistarlo.

¡Al abordaje muchachos!

Puedes hacerte el pacífico y conquistar todo los soles vírgenes que puedas para pasar a pelear los planetas con pocas defensas, o incluso esperar a que tus enemigos se peleen por un sol para aprovechar su poca resistencia post-batalla. Las batallas por los soles tienen una mecánica muy simple de comprender: cada estrella es una unidad que desaparece cuando entra en contacto con una estrella enemiga, y se consumen cuando entran en contacto con un sol ya conquistado (debilitándolo) o virgen (conquistándolo).

Tus contrarios también irán a por ti cuando tengan la oportunidad, y a medida que avanzas en dificultad, sus decisiones se tornan más rápidas y acertadas en vez de impredecibles y tontas. Por ejemplo, es normal que nadie te moleste en los primeros niveles, pero en los intermedios y finales empezarás a ver que amenazan constantemente tus conquistas, usan inteligentemente sus estrellas para debilitar los soles, y usan segundas o terceras oleadas de estrellas para asegurar la zona.

No todas los soles tienen el mismo valor en la guerra. Algunos de estos se pueden “actualizar” a gigantes cuerpos celetes, que generan estrellas más rápidamente a diferencia de las más pequeñas, al alimentarlas con más de tus estrellas. A pesar de su tamaño, se necesita casi el mismo número de estrellas para debilitarla que una pequeña (al menos que me falle el ojo), lo que las transforma en una inversión que te puede resultar provechosa o catastrófica.

Te extraño de aquí al próximo sistema solar

El conteo puede ser una de las cosas que a alguien le puede molestar. En general, no existe ninguna forma de contar el número exacto de estrellas. Puede que suene como un gran “pero” a la hora de jugar, pero no es un marcador que se extrañe ya que así prestas más atención al juego y a tus unidades. Sería muy decepcionante esperar a que algún marcador de unidades te dijera que vas 120 más que tus rivales y justo en ese entonces empezaras a batallar, porque desaparecería ese agujero de “expectación” al no saber si tus unidades serán suficientes para defender/atacar o no. Sólo al final de la partida te presentan una gráfica en función del tiempo que resume tu crecimiento, adquisiciones y pérdidas, así comparada con la de los otros.

Lo que sí se extraña en el juego es la posibilidad de modificar la calidad y resolución del mismo. Por defecto se ejecuta a pantalla completa, y no existe calidad gráfica para modificar en caso que estés con muchas estrellas y la computadora no sea muy buena. Aún cuando se desempeña bien en cualquier computadora por muy humilde que sea, mientras más grande sea la resolución de la pantalla, más tarjeta gráfica consume, así que mejor que estés preparado con cualquier cosa mejor que una gráfica integrada si piensas jugar a en Full HD (1080p) y tener millones de estrellas (literalmente) a  tu mando.

Otra cosa que llama la atención es el tono simple del juego. En términos simples, estarás todo el rato en un fondo negro, con cuerpos celestes de color azul, rojo y verde. Aunque muchos preferirían un fondo un poco menos aburrido que un simple negro, créanme que el fondo negro permite que las unidades destaquen mejor y no se confundan. De pasada, existe un modo con otra paleta de colores para aquellos que no notan bien las unidades o están más ciegos que un toro.

Ahora este es mi sistema azul

Algo interesante del juego es que es muy adictivo. La mecánica es simple y muy bien ejecutada, y aún cuando las partidas duran entre 5 a 15 minutos o más, tienes la opción de apresurar el paso con Shift+E (sólo en la versión completa). Sí, existe un demo que puedes descargar de forma gratuita desde la página oficial por si quieres experimentar el juego de primera mano. En caso que te haya gustado, puedes comprar la versión completa por USD$5 (Tarjeta de Crédito o PayPal) donde tendrás acceso a todos los niveles y opciones, mientras haces feliz a desarrollador independiente.

Para quienes están buscando los requerimientos, están disponibles en la página oficial. De pasada, tiene una página en Facebook para que puedan escuchar de las últimas actualizaciones al juego, como la última que aumenta dramáticamente el rendimiento y agrega nuevos niveles.

En definitiva, el juego es muy bueno y díficil de dejar pasar. Lo que sí es difícil es pensar porqué no está en Steam, porqué no tiene scoreboards o un modo multijugador para patearle el trasero a tus amigos… pero creo que si suficiente gente lo compra, tarde o temprano llegarán esas nuevas características. Si les quedó gustando el demo, o ya los convencí con esta reseña, vayan a por Aurora.

Link: Aurora